Jueves, 20 de septiembre de 2018
Ciudad Rodrigo al día

Alertan de visitas a domicilios intentando vender innecesarios equipos de tratamiento de aguas

CIUDAD RODRIGO | En esas visitas se realiza una prueba química engañosa para hacer dudar de la calidad del agua

Instalaciones de agua y saneamiento del agua en Ciudad Rodrigo

El Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo y Aqualia emitieron en la mañana del viernes un comunicado conjunto para alertar a los mirobrigenses sobre las visitas a domicilios que está llevando a cabo en los últimos días una empresa intentando vender innecesarios equipos para el tratamiento del agua.

Según explican el Ayuntamiento y Aqualia, esta empresa intenta convencer a los vecinos de supuestos problemas de calidad del agua realizando una prueba química “engañosa”, que convierte el agua del grifo en oscura, mientras que la que ellos llevan como tratada por el equipo de ósmosis que comercializan no sufre esta coloración.

 

Esa prueba química consiste en aplicar un proceso electroquímico al agua que, al contener sales minerales, se desprenden especies químicas de los electrodos que provocan el oscurecimiento. Como se remarca en el comunicado emitido, esto no significa que el agua sea de mala calidad o no potable, sino que “simplemente pone de manifiesto que esas sales minerales existen, pues de lo contrario estaríamos bebiendo agua destilada”.

Aqualia y el Ayuntamiento apuntan que “cualquier agua, sea del grifo o embotellada, contiene sales minerales necesarias” para el organismo, añadiendo que “no debemos beber agua destilada ya que nos deshidrataríamos”.

En su comunicado, Aqualia resalta que el agua de los grifos de Ciudad Rodrigo está “regulada por un exhaustivo control sanitario que la certifica como totalmente potable”, analizando 50.000 muestras al año en los municipios que gestiona en la provincia, además de los que llevan a cabo las autoridades sanitarias de Castilla y León. Asimismo se indica que los análisis del agua de la red de distribución se realizan en los puntos ya habilitados para ello, “sin necesidad de acceder al interior de las viviendas”.