Jueves, 20 de septiembre de 2018

Misión y redes

Las próximas Semanas Misionales van a quedar marcadas y condicionadas por este nuevo lenguaje de los medios de comunicación social

Con este título se ha celebrado estos días en Burgos la 71 Semana Misional. Es la Semana más veterana que conocemos, ya que se ponía en marcha allá por el año 1947. Es un encuentro de formación misionera en el que misioneros, responsables de la animación misionera y personas interesadas por la misión tienen la oportunidad de conocer y profundizar en el estudio de temas actuales de Misionología.

La temática, manteniéndose fiel al contenido central, ha ido adaptándose año tras año a los aspectos de mayor actualidad. Por eso este año se ha elegido este tema del máximo interés: el papel que las redes sociales, acogidas por internet, tiene en la actividad misionera de la Iglesia, es decir, si las redes suponen una ventaja u oportunidad, o bien son un peligro o rémora para llevar adelante la evangelización.

Las Jornadas se abrían el lunes con la intervención de un personaje de la máxima actualidad en la Iglesia, responsable de la unificación y funcionamiento de todos los medios de comunicación de la Santa Sede en el Vaticano, Mons. Lucio Adrián Ruiz, que disertó sobre los “Horizontes de la comunicación al servicio de la persona”, haciéndolo con la máxima preparación, competencia y claridad sobre el tema. Una digna intervención como pórtico de esta reflexión que promueve la presente Semana Misional. Los servicios vaticanos de comunicación se han ido creando, adaptando y unificando según las necesidades o posibilidades de ofrecer el mejor servicio a los hombres que los utilizan o se sirven de ellos.

Entre las intervenciones de los días siguientes, vamos a distinguir algunos de los nombres más sobresalientes, aun a sabiendas de que prácticamente todas las aportaciones han sido de la máxima competencia y han contribuido a una gran ilustración sobre el tema. El segundo día destaca la participación del mismísimo director del periódico ABC, D. Bieito Rubido, que disertó elocuentemente sobre “La comunicación misionera, el periodismo misionero”. Poniendo de relieve su condición de hombre creyente y conocedor del mundo misionero por haberlo visitado por el hecho de tener una hermana misionera, lo que le ha ayudado a descubrir el valor y la capacidad atractiva del hecho de las misiones. La aportación podría resumirse en su afirmación de que “Hay pocas historias tan buenas como las de los misioneros”.

En la mesa redonda que se celebra a continuación participan José Francisco Serrano Oceja, de la Universidad San Pablo-CEU, y Ninfa Watt, de la Universidad Internacional de la Rioja, en una doble dimensión: “La comunicación desde la perspectiva cultural” y “La comunicación desde la perspectiva pastoral”. Ambos dieron una lección magnífica de estos temas en los que son claramente expertos.

La mesa redonda de la tarde nos presenta el tema “Misión y comunicación, necesaria correspondencia”. Y en ella participan el misionero madrileño en Brasil Luis Miguel Modino y David Rolo, misionero Verbum Dei. Según Luis Modino, “La misión es un diálogo con los pueblos a los que acompaña. Los misioneros hacemos un esfuerzo por comunicar nuestra labor”. Mons. Jesús Ruiz, misionero comboniano y obispo burgalés en Centroáfrica nos muestra en directo, mediante Skype, que, aunque haya dificultades técnicas para comunicar, esto es posible porque “la misión es poner en comunicación a los hermanos”.

Leticia Soberón, consejera del Centro de Comunicación Vaticano, nos descubre la mejor forma de estar “En-red-dados en la misión”.

En otra mesa redonda sobre “Nuevas plataformas de misión” interviene la actriz Asunta Serna, que nos ilustra sobre la comunicación de valores que puede ofrecer el cine, y nos descubre que “Las historias bellas ayudan a cambiar el mundo”.

Comunicar la nueva imagen de la misión” es el objeto de la mesa redonda en la que participan Ana Muñoz, de la Procura de Misiones Salesianas; Ana Fernández, responsable de redes en las Obras Misionales Pontificias de España, y Federico Quevedo, periodista de El Confidencial. Queda claro el esfuerzo que hay que realizar para optimizar la necesaria nueva imagen de la misión.

Culmina la Semana con las intervenciones de Jesús Colina, director de Aleteia, y Mons. Ginés Ramón García Beltrán, obispo presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal Española.

La actividad de la Semana ha sido retransmitida en directo vía streaming con gran éxito, lo que indica el interés de multitud de seguidores por conocer y participar en el mundo de las misiones y los misioneros.

Auguro que las próximas Semanas Misionales van a quedar marcadas y condicionadas por este nuevo lenguaje de los medios de comunicación social. Desde ahora, asistentes y responsables quedamos marcados por la nueva cultura y los nuevos modos de comunicación de las redes al servicio de la misión.