Jueves, 20 de septiembre de 2018

¿Eutanasia?

 

     El PSOE, o sea, el Presidente del Gobierno, está lanzado en la propaganda. La propaganda es muy importante en política, siempre lo ha sido. El hecho es que en el Congreso de los Diputados una amplia mayoría se ha apuntado al carro de estudiar y, en su caso, aprobar una ley de eutanasia propuesta por el Alto Estado Mayor Ideológico (AEMI) del PSOE. Extrema izquierda, centro izquierda, socialdemócratas, socio liberales y nacionalistas, republicanos y monárquicos de conveniencia, están de acuerdo en que se plantee.

     ¿Qué es lo que une a todos esos grupos en este asunto de la eutanasia? Más aún ¿son estos grupos –casi todo el arco parlamentario a excepción del PP, UPN y Foro Asturias- los que han decidido introducir el debate de la eutanasia? Para responder a esta pregunta –veremos si retórica- hemos de intentar averiguar quién saldría beneficiado de una posible futura ley de eutanasia. De momento, tomando ejemplo de situaciones parecidas en otros países de Europa, una posible beneficiaria sería Portugal, con un repunte significativo de la construcción y el desarrollo de un nicho de empleo abundante: los cuidadores de ancianos, enfermos y, en general, personas discapacitadas, siempre que estas tuvieran, naturalmente, el nivel económico adecuado para costearse una residencia especializada…los pobres es otra cosa. Esto, al parecer, ya pasó en la frontera alemana con Holanda: cuando los Países Bajos aprobaron su ley de eutanasia; las residencias de ancianos florecieron como tulipanes en las poblaciones fronterizas, pero dentro de las fronteras alemanas, paporsia.

     Otra beneficiaria de esta futura posible ley de eutanasia sería la caja de la Seguridad Social. ¿Qué tanto por ciento de ancianos y pensionistas en general sería necesario que anticipasen su muerte, con el consiguiente ahorro para el resto? ¿Un 5 %? ¿Bastaría con un 3%? Parece poco, pero estaríamos hablando de miles de millones de euros. Si a eso añadimos que el PSOE ya bajó las pensiones aprovechando la crisis y que el PP camufló la bajada con una subida del 0,25% ¿por qué no volver a bajarlas otra vez y, acto seguido, congelarlas durante unos pocos años más?

     Dicen que la crisis económica está remitiendo y que los Sindicatos han conseguido un aumento significativo de los salarios; se habla, incluso, de un aumento sustancial en ese concepto abstracto llamado “salario mínimo”, que beneficiaría a los más pobres…pero es lo cierto que los salarios actuales no permiten una vida digna a muchísimas familias y que “la generación mejor preparada que hayan conocido los siglos”, o sea, la juventud española, está condenada, con excepciones, a ser mileurista, salvo que tenga contrato de jornada parcial, en cuyo caso ni eso. ¿Se prevé una subida importante de los salarios de los más pobres y de los jóvenes? ¿Quién podría responder a esta pregunta? ¿Tal vez “los mercados”? ¿Y quiénes son esos señores? ¿O son señoras? ¿Y en qué elección democrática han sido elegidos? Podría ocurrir que, en un mundo globalizado, los fondos de pensiones de los pensionistas australianos, un suponer, no estuvieran interesados en que los salarios de los jóvenes españoles lleguen a ser dignos, con tal de que sus acciones –las de los viejitos australianos- se revaloricen. El ejemplo contrario también sería válido: a los jubilados españoles nos va bien ¿qué nos importa cómo les vaya a los jóvenes de Bosnia Herzegovina? ¿Y qué van a hacer los chinos con todos los millones de dólares que han acumulado con su capitalismo de estado? ¿Y en qué se van a invertir los petrodólares que manan de los desiertos de Oriente Medio y el Golfo Pérsico? Lo que quieren hacer los rusos ya se ha visto en la elección del Sr Trump, en el éxito del Brexit e incluso ¿en Cataluña?

     ¿De verdad que son los partidos políticos los que han decidido plantear el tema de la eutanasia en España? ¿Estoy obligado a creer que tienen un planteamiento moral y de defensa de los derechos humanos? Esta iniciativa de la eutanasia ¿tengo que aceptar que se debe al legítimo pluralismo ideológico de una sociedad democrática y avanzada? Soy demasiado viejo para tragarme la posverdad, pero me cansa defenderme de ella.

    Terminado el artículo me entero de que la Ministra Celaá, apoyándose también en el citado AEMI, vuelve a proponer una guerrita contra la asignatura de Religión. De nada sirve que, año tras año, los padres y madres ganen las Primarias pidiendo mayoritariamente la asignatura. Pero de esto, hablaremos otro día.