Jueves, 20 de septiembre de 2018

Universos cartoneros

Albert Einstein dice que “La creatividad es contagiosa. Pásala” y Unpuntocurioso está completamente de acuerdo, pues nuestra metodología de trabajo está íntimamente relacionada con la creatividad e intentamos contagiarla. Francisco Mora (doctor en Medicina, en Neurociencias y catedrático de Fisiología Humana) habla sobre la unión que existe entre la promoción de la lectura y la creatividad. Y no solo eso, sino que nuestra curiosidad, a su vez, funciona como motor de la creatividad y el aprendizaje.

La creatividad es un paso más. Es inventiva, es pensamiento original, es imaginación constructiva y aplicada, es la generación de nuevas ideas, conceptos... es poner a trabajar la imaginación a disposición de algo nuevo, de una solución ante un problema. Sin embargo, en este artículo queremos hablar de la creatividad dentro del proceso de manufacturación de material para contar historias, para expresar una idea, recrear un espacio... Es más, vamos a centrar la creatividad en un material que proporciona múltiples posibilidades, el cartón.

Muchos de nosotros hemos tenido y tenemos momentos ilusorios y de gran inspiración mientras sostenemos un rollo de papel higiénico acabado. Seguro que al leer esto habéis pensado en el juego del catalejo que nos lleva a vivir grandes aventuras de piratas. Pero ese pequeño tubo de cartón se puede convertir desde una muñequera con súper poderes hasta un micrófono para cantar nuestros grandes hits. O todas las aventuras que una persona puede vivir con una caja de cartón, como el protagonista del libro No es una caja de Antoinette Portis editado por kalandraka o el corto finalista del festival Nokia Shorts 2011, que demuestra que el que no quiere divertirse con una simple caja de cartón es porque no quiere.

  

No es una caja. Antoinette Portis. Kalandraka.

Son muchos los ejemplos donde el cartón no solo tiene un uso práctico como material de embalaje, transporte y que permite imaginar, sino que para muchos artistas es una materia prima excelente para expresar ideas, emociones en el mundo del arte como el artista africano Gavin Worth y los libros con las editoriales cartoneras idea del escritor Washington Cucurto junto a artista plástico Javier Barilaro, donde sus libros se forman con tapas de cartón comprado a los recolectores informales llamados “cartoneros”, coloreadas a manos y empleando formatos artesanales.

Collage de Gavin Worth 

 

Invitamos a todos los seres curiosos a adentrarse en el universo del cartón, un material que no solo tiene un coste reducido, sino también, es fácil de obtener, es resiclable, efímero y un ejemplo de creatividad. Un mundo quizá algo desconocido pero muy interesante.

 

Soraya Herráez González.