Domingo, 23 de septiembre de 2018

Engendro y Artificio

Sin dilación y raudamente me voy a poner a dar explicación de nuestro titular de hoy, antes de que cunda el desconcierto y  el pesimismo, o lo que es similar; la melancolía, el desconsuelo y también la desinformación…

ENGENDRO (Plan, designio u obra intelectual mal concebida) y también (Criatura informe, que nace sin la proporción debida)… A esto, nuestra inefable Mari Loli añadiría su coletilla preferida… ¡Por Diossssss!

Y luego-ARTIFICIO-: (Disimulo, cautela, doblez; o dicho de otro modo; artificioso, disimulado, cauteloso, doble) llegados aquí, Mari Loli ¡ya se había quedado sin palabras!

Como nos hemos quedado nosotros y seguro que también-Carlos Arniches Barrera-1866-1943-. Sus características eran: “La maestría, el ingenio, con cierto abuso del chiste y la tendencia moralizadora. Era experto en la Comedia de Costumbres, la Comedia Grotesca y el Melodrama”.

Pero este experto en –Juegos de Artificio-, le hubiera “sacado” un gran partido al escuchar lo que aseveraba un Asesor del nuevo Presidente del Gobierno de España (le haremos una Reflexión-en voz baja-al finalizar este artículo) : “Una vez en la Moncloa, a Pedro no le sacan;  ni con agua caliente”.

Personalmente me ha recordado algo que me contaron hace ya un tiempo y que me hizo su gracia: “Era un día crudo del invierno, cuando dos amigos se encuentran en la Plaza Mayor de Salamanca y lo clásico… vaya un día más perro, dice uno, es que no entro en calor ni con la bolsa de agua caliente por las noches en la cama ¡es terrible! Pues yo-dice el otro- no tengo ese problema y rápidamente pregunta ¿Tú tienes un gato? Y –el otro- responde-Sí, tengo gato, pero añade preguntando ¿Pero qué tiene que ver esto con el frío?.

Y-el uno- continua, ¡mucho!... coges el gato y lo metes contigo en la cama y le vas pasando de un sitio a otro de tú cuerpo y ¡mano santa! Te duermes calentito.

… A los pocos días-el uno-y –el otro- se vuelven a encontrar en el mismo lugar, pero- el otro- lleva la cara y las manos llenas de arañazos… ¡un cromo!. Y –el uno- pregunta: ¿Qué te ha pasado? Y –el otro- responde: Qué te hice caso, metí al gato en la cama  ¡y ya ves!

Pero – el uno-insiste: ¿Pero no decías que tú gato era mansito?. Y –el otro-responde indignado… mansito lo es, pero ¡no veas cómo se puso, cuando intenté abrirle la boca para meterle el agua caliente!

Llegados hasta aquí….de que me suena lo del ¡agua caliente! (ahora se llama también “atrincherarse”).

Seguro que Arniches habría tenido una opinión artificiosa al respecto de este escabroso asunto. Por mi parte, hoy aquí, solamente quiero “traer a cuento”: “Los Consejos que dio Don Quijote a Sancho Panza antes de que fuera elegido para gobernar “La INSULA”. Eso sí, aconsejo que se lea lo expuesto… entre líneas).

--Atentísimo le escuchaba Sancho, y procuraba conservar en la memoria sus consejos y salir de ellos a buen parto de la preñez de su gobierno—

--Prosiguió, pues Don Quijote y dijo:

--En lo que toca en cómo has de gobernar tu persona y casa, Sancho, lo primero que te encargo es que seas limpio, y que te cortes las uñas, sin dejarlas crecer, como algunos hacen. –

… No comas ajos y cebollas, porque no saquen por el olor tu villanía, anda despacio, habla con reposo, pero no de manera que parezca que te escuchas a ti mismo, que toda afectación es mala. Come poco y cena más poco; que la salud de todo el cuerpo se fragua en la cocina del estómago, se templado en el beber, considerando que el vino demasiado ni guarda secretos, ni cumple palabra. Ten en cuenta Sancho, de no mascar a dos carrillos, ni eructar delante de nadie.

                             --Eso de eructar no entiendo—Dijo Sancho

Y Don Quijote dijo:

                             --Eructar, Sancho, quiere decir—regoldar—y este es uno de los vocablos más torpes que tiene la lengua castellana.

                           --Eructar, Sancho, que no –regoldar-

                          --Eructar, diré de aquí en adelante—respondió Sancho—y a fe que no se me olvide.

… (Un tiempo más tarde). Bien veo que todo cuanto vuesa merced me dijo, son cosas buenas, santas y provechosas, paro… ¿de qué me han de servir, si de ninguna me acuerdo?

Alguien dijo y nosotros se lo dedicamos hoy—en voz baja—al Asesor--: “Deja que el silencio sea tu objetivo en la mayoría de las ocasiones” (sobre todo no cotillees).

                    “Eres lo que haces, no lo que dices que vas a hacer”. Carl Jung. Y… ahí lo dejo.