Jueves, 16 de agosto de 2018
Alfoz al día

El Ayuntamiento de Santa Marta pide una subvención para mejorar la eficiencia energética en sus edificios

La mejora de la eficiencia energética y la reducción de emisiones de dióxido de carbono, en los edificios existentes, son los objetivos principales

 

La concejal del área, Marta Labrador.

El Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes ha solicitado la concesión de subvenciones al Ministerio en el marco del Programa operativo FEDER de crecimiento sostenible 2018-2020, con el que se pretende incentivar y promover la realización de actuaciones de reforma que favorezcan el ahorro energético, la mejora de la eficiencia energética y la reducción de emisiones de dióxido de carbono, en los edificios existentes.

Esta ayuda se ha solicitado para ejecutar tres proyectos. Con la primera actuación se ha pretendido mejorar la eficiencia energética de las instalaciones térmicas en edificios municipales de la localidad, realizando el cambio de calderas de gasoil o electricidad a gas natural.

En este proyecto está incluida la sustitución de la instalación térmica del campo de fútbol, la de la caldera de la Escuela de Hostelería, la instalación térmica del polideportivo y la sustitución de las calderas del Ayuntamiento, estas últimas ya ejecutadas. Con ello se persigue conseguir que sean más eficientes y asimismo, que permitan un menor consumo que redundará también en un menor gasto. Esta acción tiene un coste total de casi 117.000 euros.

La segunda de las acciones consiste en la renovación de las instalaciones de alumbrado en las urbanizaciones de Aldebarán, Atyka y Villas de Valdelagua. Así, se realizará un cambio de luminarias con la intención, por un lado, de conseguir no emitir CO2 a la atmósfera y por otro conseguir su adaptación a la normativa que exige el uso de tecnología led. Esta renovación está previsto que se realice entre los años 2020 y 2021 y durante la misma se cambiarán un total de 741. El coste asciende a casi 300.000 euros.

La última de las acciones consiste en la mejora en las instalaciones de la estación de tratamiento de agua potable y estación depuración de residuales de La Serna y el bombeo del río Tormes. La bomba de impulsión de agua desde el Tormes tendrá un coste de alrededor de 18.000 euros a los que se sumará la ampliación el bombeo de La Serna con una bomba más, con un coste de casi 6.000 euros; la sustitución de cuatro bombas de impulsión a depósito regulador desde ETAP, con un coste de 57.400 euros y la ampliación del bombeo de La Serna con dos bombas para tratamiento EBAR, con un coste de 40.000 euros.

Para ejecutar todas estas obras se han realizado auditorías técnicas energéticas que han servido para valorar el estado de las instalaciones. 

La concejal del área, Marta Labrador, se refirió a estas propuestas como “necesarias dada la responsabilidad en la gestión y con la intención de anticiparnos a ciertas cuestiones que en un momento dado puedan fallar”.