Miércoles, 15 de agosto de 2018
Alba de Tormes al día

Educación, apertura, Erasmus+ y compromiso en el Colegio y Seminario San Jerónimo

El centro impulsa una educación cercana y singular, a través de los intercambios internacionales, el proyecto europeo Erasmus+, la formación de las familias y el compromiso a través del voluntariado
Alumnos participantes en Erasmus+ durante su encuentro en Bélgica

Son las diez y media de la noche. Tras un rato de reflexión y oración juntos las luces de las habitaciones de los jóvenes que viven en el Seminario se van apagando. Y, con ellas, el día en San Jerónimo. Junto con los más de 140 alumnos y alumnas de Secundaria y Bachillerato han disfrutado de una jornada en la que han tenido oportunidad, no sólo de recibir una fuerte formación académica, como confirman los datos que, año tras año, llegan de las pruebas de acceso a la Universidad y de los testimonios de los antiguos alumnos que han iniciado su camino universitario o laboral. Unidas a esta formación, dedicada, cercana y personal, el centro ofrece otras actividades que refuerzan el crecimiento de la persona y del joven, de acuerdo a su edad y sus preocupaciones e intereses.

San Jerónimo, y así insiste la comunidad religiosa de Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús (conocidos en Alba como “Repas”, de Reparadores, o “Dehonianos”, por su fundador, el P. León Dehon), es algo más que un lugar de estudio. A lo largo de estos años esto se ha visto de manera clara con la apuesta decidida del centro por el aprendizaje de idiomas o la iniciativa que, hace tres años, tuvo el centro optando por el alemán como 2ª lengua extranjera. En aquel momento, la medida, que sorprendió a muchos, iniciaba un camino de no retorno que ya ha conocido sus primeros frutos en los habituales intercambios con el también centro dehoniano Gymnasium Leoninum (pertenece a la misma Congregación religiosa) de Handrup, en Alemania. A esta intensa actividad se unen las clases de las tardes, tanto de refuerzo, como de preparación para los exámenes oficiales de Cambridge, de quien San Jerónimo es centro examinador.

ERASMUS+, la puerta abierta a Europa

Este año, además, San Jerónimo ha comenzado a caminar en el proyecto Erasmus+, con financiación de la Unión Europea, y en colaboración con otros 4 centros de Alemania, Francia, Bélgica y Polonia.

Juntos han comenzado a trabajar el tema “Migraciones en Europa”, con encuentros habituales de alumnos y profesores en los países anteriormente mencionados y con el objetivo de una exposición temporal que, el próximo curso 2018/2019, llegará a San Jerónimo.

Sin duda, una puerta abierta a Europa que ha enriquecido, junto a los contactos e intercambios ya presentes, a todo el Centro, y que dinamizará la actividad colegial y docente de manera intensa a partir de septiembre.

+SanJerónimo, los primeros pasos hacia el compromiso social

San Jerónimo puso en marcha el curso pasado la opción de que sus alumnos puedan estar implicados de manera directa en la labor que realizan ONGs y asociaciones como Cáritas, Manos Unidas, Asprodes, Insolamis, AVIVA, o iniciativas como la casa Ave María o el Centro de acogida al Inmigrante, de la asociación Puente Vida.  Este año, además, se ha colaborado, con la Operación Abrigo, en la recogida de ropa para el Ropero “Puente Ladrillo”, propuesta que tuvo una acogida espectacular por parte de las familias del centro y los albenses.

A estas actividades, propias del centro, como la Carrera y Paseo Saludable Solidario, se unen otras de tipo pastoral y social que promueven los Reparadores en España: Encuentros internacionales de Jóvenes Dehonianos, Pascua, Javierada, Camino de Santiago o Campos Solidarios.

Una educación cercana y personal

Pero San Jerónimo es, sobre todo, un centro donde la cercanía se palpa nada más cruzar las puertas por la mañana. “Buenos días, Javi”, escuchamos a primera hora de la mañana de boca de uno de los profesores. Y miramos: Javier es uno de los alumnos de Alba que empiezan a recorrer el claustro de estilo herreriano que impone a quien visita por primera vez San Jerónimo pero que, por costumbre, los alumnos contemplan ya como parte de su día a día. Es todo un símbolo: lo extraordinario, en San Jerónimo, se convierte en común y habitual. Así sucede con el “buenos días” que hemos escuchado y que habla de cercanía, de historia personal y de compromiso por parte del docente en la formación del joven que tiene delante.

Los profesores, y así lo saben quienes han pasado por las aulas, no sólo se preocupan de sus horas académicas: también acompañan el estudio de los jóvenes por la tarde, aprovechan recreos para reforzar contenidos en aquellos que lo piden o sacan tiempo de sus horas libres para apuntalar las materias con los alumnos con mayor dificultad.

Esta educación personal y cercana también se vive con las familias, con quien se tienen tres encuentros anuales para evaluar juntos y repasar juntos la formación y educación de los alumnos, formación en la Escuela de Padres, o contacto directo presencial y online.

¿Y el futuro?

San Jerónimo, desde hace unos años, pertenece a la llamada Red de Escuelas Dehonianas: más de 50 centros repartidos en todo el mundo cuyo objetivo es la formación de los jóvenes y la educación para una presencia comprometida en medio del mundo. En un futuro próximo veremos a alumnos y profesores de San Jerónimo compartir estudios y experiencias con alumnos y profesores de centros de Estados Unidos, Alemania o Polonia, por poner un ejemplo. Esto, según la comunidad formativa del centro, permitirá abrir más un centro pequeño, en un contexto rural, y dar más oportunidades a los propios alumnos.

También se está potenciando, cada año, la labor desarrollada en la parte del Seminario, con una mayor atención en el proceso de admisión y un mayor cuidado de la vida y formación de aquellos que viven 24 horas en San Jerónimo.

Y, por último, se quiere ahondar en la implicación de las familias, que han respondido estos años a las propuestas de formación permanente en la Escuela de Padres, abierta a la participación de las familias de Alba de Tormes, sean o no familias con alumnos en el Centro.