Miércoles, 15 de agosto de 2018

ROTARY SIN FRONTERAS

 

Cualquier ocasión es excelente para reunirse entorno a una mesa y compartir la amistad.

Hoy, sábado 9 de junio, ha tenido lugar un encuentro de amigos rotarios. D. Emilio González Coria, miembro veterano del club Salamanca, ha sido el impulsor de este gran acontecimiento. Cuarenta personas entre rotarios, amigos y niños, han podido degustar los manjares castellanos en una bodega Zamorana, pero quizá el mejor manjar ha sido compartir los valores que Rotary logra impulsar en sus socios y que hacen posible que miembros de diferentes lugares se sientan amigos.

Este encuentro ha estado representado por miembros de los siguientes clubes:  Salamanca, Béjar, Zamora, Viseu, Braganza y han contado con el apoyo de un club de Melbourne y otro de Nueva Zelanda. Como se ha podido constatar, en Rotary no hay fronteras y este acontecimiento es la manifestación viva  de la grandeza de una organización en la que los miembros de cualquier punto del planeta se apoyan y colaboran como miembros de una gran familia.

 

El mérito de esta gran reunión sin duda se ha debido a D. Emilio, uno de los socios fundadores del Club Salamanca, que desde hace más de veintiocho años lleva trabajando por mantener este club con los verdaderos criterios rotarios.

Sin duda hoy tanto españoles como portugueses se han sentido unidos por un lazo muy fuerte, que es el de LA VERDADERA AMISTAD y que  hoy se ha acrecentado al son de la música tradicional de la gaita y tamboril.

Desde estas líneas animamos a que jornadas como esta se repitan para dar ocasión de conocerse y de disfrutar de lo mejor de cada Rotario.