Viernes, 17 de agosto de 2018
Alba de Tormes al día

Un año de adaptación

La nueva junta directiva del C.D. Albense realiza balance de su primer año al frente del club con especial atención al Piensos Durán Albense y a la Madrileña Albense

En el mes de junio del pasado año, el Club Deportivo Albense iniciaba una nueva etapa tras la dimisión del que era presidente y entrenador del Piensos Durán Albense, Chema Sánchez. Era el jugador y capitán del primer equipo, Óscar González, quien tomaba las riendas del club junto con Paula Arroyo y Marta Rodríguez.

Se iniciaba así un nuevo proyecto liderado por personas de Alba de Tormes ligadas durante gran parte de su vida a la entidad deportiva albense. Justo un año después de hacerse con el control, la junta directiva del C.D. Albense realiza balance de lo que ha sido su primer año en la dirección del club.

“El club crece a nivel general”

“Podría decirse que este primer año ha sido positivo. Tuvimos que formar una nueva junta directiva, crear un nuevo proyecto deportivo, y es verdad que al principio, como todo, cuesta un poco, pero la experiencia de este primer año al frente del club desde luego que ha sido satisfactoria”, afirma el presidente del Club Deportivo Albense, Óscar González.

Para calificar así su primer año al frente de la dirección del club, el presidente se ampara sobre todo en la confianza que han depositado en la nueva junta directiva tanto los patrocinadores como los padres y madres de los más de ciento cincuenta niños y niñas que forman parte de las Escuelas Deportivas Piensos Durán Albense FS.

Un número que crece año tras año y que respalda el buen hacer deportivo y educacional que se viene realizando en el seno del club de Alba de Tormes. Buena muestra de ello ha sido la recuperación este año del equipo Prebenjamín con más de una veintena de inscritos después de cinco temporadas sin hacerlo.

Finalizado el primer año, ya toca pensar en la siguiente temporada y en la planificación de la misma. Así, durante el pasado mes de mayo desde el club han puesto en marcha ya las preinscripciones para la temporada 2018/2019.

Desde el club afirman que “esperan contar con el mismo número de inscritos y a ser posible llenar todas las categorías de modalidades como fútbol sala o gimnasia rítmica”.

Un año irregular

Si la temporada 2017/2018 comenzaba con grandes cambios en la dirección del club, el Piensos Durán Albense no iba a ser menos. La marcha de Chema Sánchez permitía la vuelta al banquillo del equipo de toda una institución del fútbol sala salmantino y albense como Michel Pérez.

La plantilla sufría igualmente grandes cambios tras la marcha de varios jugadores y la llegada de otros tantos. Entre ellos, rostros conocidos de la hinchada verde como el que ya fuera jugador del equipo albense durante varias temporadas, Jaime Yagüe.

Tanto cambio en el equipo generaba al comienzo de temporada un clima de incertidumbre que la plantilla se encargaba de disipar en las primeras jornadas ligueras cosechando grandes resultados y aupándose a los primeros puestos de la clasificación.

Una situación que claramente contrasta con la segunda vuelta y el irregular final de temporada del equipo. Una temporada diferenciada en dos y que no ha dejado un buen sabor de boca a la afición albense.

Sin embargo, y a pesar de los resultados, desde el equipo destacan como aspecto positivo de este año la afición. Sobre todo los desplazamientos realizados en varios partidos para animar al Piensos Durán Albense. A ello se suma la fundación de la peña Marea Verde, cuyo único y principal propósito es el de animar al conjunto entrenado por Michel Pérez.

De cara a la próxima temporada, se prevé que el equipo vaya a sufrir importantes cambios en la nómina de jugadores. Integrantes importantes de la plantilla ponen en duda su continuidad en el equipo el próximo año, por lo que desde el club tendrán que trabajar este verano para confeccionar una plantilla conformada por gente de la cantera y jugadores que aporten un plus de calidad al equipo.

Temporada de aprendizaje

A diferencia del Piensos Durán Albense, la temporada de la Madrileña Albense ha sido totalmente contraria a la del primer equipo. Sí el año de los mayores se ha dividido en una primera vuelta excelente y una segunda vuelta pésima, la temporada de los Juveniles ha sido al revés.

Marcados por un comienzo al que al equipo le costó adaptarse, el tramo final de temporada desde el mes de enero hasta el final ha sido notable para el equipo entrenado por Adrián González. Tanto es así que varios de los integrantes de la Madrileña Albense han sido convocados por el primer equipo, han debutado y se espera que formen parte de la plantilla en los próximos años, siempre dependiendo de su evolución.

Sin embargo, el futuro del equipo el próximo año es dudoso. La finalización de varios jugadores de su etapa Juvenil, unido a la imposibilidad de continuar de otros de los integrantes, hacen que el futuro del equipo sea de color negro.

No obstante, desde el club trabajan para que el equipo salga adelante, y en el caso de que no pudiera hacerlo, piensan ya en la posibilidad de crear un Cadete Regional para que la cantera albense siga creciendo y dando sus frutos en forma de jugadores que nutran al primer equipo.