Miércoles, 15 de agosto de 2018

El ave Fénix

En mi colaboración con este medio publicada el viernes 12 de febrero de 2016 escribí: El Renacido se transformó en el protagonista de la película.A él le encomendó el Rey la difícil tarea de formar un gobierno y Pedro, en territorio hostil, aceptó el desafío y comenzó con fuerzas renovadas su ronda de reuniones con el resto de partidos mirado tanto a la izquierda como a la derecha, con el ánimo alto, y proponiendo a todos eso que se ha venido en llamarse un pacto de progreso”

En la tradición cristiana primitiva (cito esta porque es la más próxima a nosotros, pero hay otras), el Fénix vivía en el Jardín del Edén. Cuando Adán y Eva fueron expulsados, el ángel que los desterró despidió una chispa de su espalda de fuego que encendió el nido del ave haciéndolo arder hasta consumirse. Pero al ser la única bestia que se había negado a probar la fruta prohibida, le fue concedida la inmortalidad a través de la capacidad de renacer de sus cenizas[i]. Pues bien, Pedro Sánchez lo ha vuelto a hacer. Si su primer regreso a la vida, le convirtió en “El Renacido”, superar una vez más otro duro golpe le hace acreedor al título honorifico de Fénix de la política.

Los del Partido Popular no salen de su asombro y, en mi opinión, se han sumido en una especie de histeria colectiva que no saben muy bien como calmar. Además, con amigos como el expresidente Aznar ¿quién necesita enemigos? Su discurso del miedo no funciono, tampoco sus “promesas ocultas”, y la primera moción de censura que ha triunfado en nuestra democracia, proclamó al Fénix Pedro Sánchez como Presidente de la Nación.

El Fénix, utilizó con eficacia un contexto favorable y manejó con acierto sus armas, logrando resurgir de sus cenizas para alcanzar la mayor responsabilidad política. Se puede tener más o menos simpatía por la persona del nuevo Presidente, con pueden compartirse más o menos sus propuestas, pero lo que es innegable es su capacidad de levantarse y continuar avanzando, eso que los psicólogos llaman “resilencia[ii]”.

Cierto que ante sí tiene restos colosales. No es diputado, por tanto no tiene voto en el Congreso donde sólo dispone de 84 escaños; debe lidiar con el importante tema de la crisis en Cataluña y la mayoría absoluta del Partido Popular en el Senado. Todo esto, sin duda, le obliga a alcanzar acuerdos importantes con otros partidos, pero eso y no otra cosa es la democracia. 

Los entendidos en esto de la política, porque no creo que existan expertos en esta ciencia a los más analistas y observadores, dicen que la legislatura de Pedro Sánchez será una legislatura de guiños y gestos. Si es así parece que ya se ha puesto a ello con su nombramiento de ministras y ministros.

El nuevo Ejecutivo supe un Importante gesto de ruptura del techo de cristal de las mujeres con relación a las carteras ministeriales. Gesto contundente tambien con Cataluña tanto hacia independentistas como a constitucionalistas. Guiño a las autonomías incorporando personas con gran experiencia de gestión. En palabras del Presidente de Castilla y León, Señor Herrera: un gobierno con nombres sólidos y perfiles “muy interesantes”. También importante guiño a la Unión Europea. ¡Por Dios, si hasta tenemos un astronauta! Fuera de bromas ¿Qué quieren que les diga? Pues que ojalá acierte por el bien de todos.

Como a los anteriores presidentes, debemos concederle la presunción de eficacia, los 100 días de gracia, para poder valorar la calidad de su gestión al frente de nuestro país, porque como bien decía Abraham Lincoln: "Se puede engañar a parte del pueblo parte del tiempo, pero no se puede engañar a todo el pueblo todo el tiempo". Creo que muchos miembros del Partido Popular han caído ahora en la cuenta.

 

[i] Para más información: https://sobreleyendas.com/2009/02/01/la-leyenda-de-la-prodigiosa-ave-fenix/

[ii] La palabra resiliencia se refiere a la capacidad de sobreponerse a momentos críticos y adaptarse luego de experimentar alguna situación inusual e inesperada. https://www.significados.com/resiliencia/