Miércoles, 15 de agosto de 2018

¡Y ahora, qué!

Manifestación contra la Mina de uranio

Una moción de censura es un evento muy importante en la vida parlamentaria, y por ser tan importante no se entiende y es una vergüenza que el Presidente del Gobierno de España esté mientras se lleva a cabo en un restaurante con unos amigos, y en su sillón esté un bolso, algo que no se merece la dignidad de nuestra Cámara ni los españoles, el Sr. Rajoy debería estar en su sillón aunque solo fuera por respeto institucional y respeto a la dignidad democrática.

Ahora toca limpiar de corruptos las Instituciones y hacer frente a los graves problemas que sufre nuestra patria.

Parecía imposible que una mayoría absoluta de la Cámara apoyara a un candidato alternativo al Jefe del Gobierno, pero ha sucedido, es el justo castigo a un gobernante implicado en una grave trama de corrupción que se niega a asumir sus responsabilidades cuando es descubierto.

Hemos visto esos ordenadores machacados a martillazos, o esos SMS mandados a Bárcenas, etc. etc. y por eso le han echado teniendo que salir por la puerta de atrás, así terminan los tramposos y los mentirosos.

Hay que solucionar la crisis institucional, pues está poblada de corruptos y de delincuentes que han estado usando las instituciones para protegerse y no ir a la cárcel, y hemos visto por ello, como se han reprobado a varios ministros  en el Parlamento.

Se han desmantelado las Instituciones del Estado del bienestar, la degradación de los servicios públicos, la precariedad  de muchos ciudadanos que apenas tienen para llegar a fin de mes.

Hay un estado de excepción autonómico, pues el modelo del PP y C´s ha roto la integridad territorial de España por la incapacidad de llegar a acuerdos.

El PP ha sido incapaz de quitar de las Instituciones a los corruptos, porque ellos son los corruptos, ¿y estos son los que dicen querer a España?

El PP ha dejado una deuda pública de 1.480.794 millones de €, más del doble de la que recibió cuando entró en el Gobierno.

Ciudadanos es el culpable  de sostener al PP, a M. Rajoy, así como en Murcia o en la Comunidad de Madrid, pues están convencidos  de ser la organización política que va a heredar al PP, y de ser la nueva fuerza política de las oligarquías, por eso sus declaraciones son Joseantonianas, son la extrema derecha de este país.

Muy mal les ha sentado a la derecha ser desalojados del Gobierno, tienen miedo a que se pueda gobernar bien por el nuevo Gobierno, que se garanticen las pensiones, la Sanidad y la Enseñanza Pública, que se recuperen leyes como la de la Dependencia etc. etc. etc.

“Y ahora, que´!!!”, pues hay que construir una España fraterna que es diversa, plurinacional y de la que nadie se quiera marchar, una España moderna, democrática y unida.

                        Andrés Barés Calama

  • Por un sistema público de pensiones