Sábado, 18 de agosto de 2018

Cartas de los lectores

Los enemigos de España

Antes el PP ahora el PSOE han puesto el futuro de los españoles en manos del PNV. Han dejado el gobierno de España a merced y capricho de su principal enemigo. El único partido que voto “no” a la Constitución del 78. A pesar de todas las ventajas económicas que tiene para ellos. Llevan durante décadas recogiendo nueces del árbol ensangrentado sacudido a tiros por ETA. Del que están unidos a los terroristas para preparar su plan separatista. Por las buenas y con pasta, o por las malas a tiros y bombas.

Rinden homenaje al racista Sabino Arana, han aprendido muy bien la lección del maestro étnico. No han dejado de pedir la autodeterminación para ellos y para otros, ¡como son tan leales! A la traición. No piensan en la nación española, sino en la suya figurada. Sus cinco diputados han apretado el botón más rentable, el mismo que apretaron unos días antes en los presupuestos, todo es cuestión de acordar la cuantía.

La lógica aquí es muy sencilla: todo lo que perjudica a España les beneficia a ellos. Asique los cinco diputados del PNV tienen mucho que ganar y poco que perder respaldando la moción de un oportunista sin votos, cuya única preocupación es llegar a La Moncloa. Lo saben ellos y el.

Y este él, Pedro Sánchez “el muy leal” el pasado 15 de mayo acudió a La Moncloa a verse con Mariano Rajoy. En aquel encuentro, según él, resulto con una complicidad plena en los asuntos de Estado. Ese día en que tenía lugar tan entrañable escena de entendimiento ya se sabía que Bárcenas había montado en Suiza la cueva de Ali- Baba; o que la Gurtel la habían montado una pandilla de políticos de medio pelo del PP y empresarios corruptores, en forma de comisiones. Y estaba llamada desde hace años a recibir un paquete fuerte en los tribunales.

Es decir: Sánchez, como todos los españoles, éramos conscientes de que políticos del PP como del PSOE están embadurnados por la corrupción, pero nada le impedía compadrear con Rajoy. ¡Que hipócrita! Y a la semana siguiente la luna había cambiado.

Sin transmisión alguna, con nocturnidad y alevosía, basándose en una sentencia que juzgaba hechos de hace quince años presento una moción de censura deprisa y corriendo sin posible reacción legal. Solo con el deseo de instalarse en La Moncloa. Gran idea. La gran idea de Sánchez es entregar la llave del futuro de España a sus tres mayores enemigos: los partidos golpistas catalanes; Bildu, los sucesores de ETA; Y Podemos un partido comunista antisistema. Además, convierte al PNV en la balanza de la nación española, cuando ese partido de chantajistas no cree en ella. Total veintidós partidos que no se sabe en lo que creen, ni que ideas tienen. Con todos estos, Sánchez ocupara el poder mediante atajos que solo se ve en democracias bananeras.

Pedro Sánchez se salta el detalle de que él tampoco está para grandes lecciones morales: el PSOE arrastra el escándalo de corrupción aspirante firme al record Güines de ladronicio y financiación fraudulento del socialismo valenciano. ¿Qué pasara cuando salgan estas sentencias?...