Sábado, 18 de agosto de 2018

Sentimientos

Los sentimientos  son estados de ánimo, producidos por causas que impresionan, resultado de una emoción permiten al sujeto ser consciente de su estado. Están vinculados a la dinámica cerebral y determinan cómo una persona reacciona ante distintos eventos, son siempre impulsos de la sensibilidad hacia lo imaginado.

 

CUENTO

 

¿JUGAMOS?

 

Cuentan los más ancianos de la aldea, que en un lugar especial de La Tierra en remotos tiempos, se reunían  los sentimientos, hacían un conciliábulo y salía lo más hermoso del hombre. Hubo un año que—Resultó rarísimo— pasaban días, meses, y nada ocurría, nació un ser feo, raro, poco agradable EL ABURRIMIENTO, se enquistó en los presentes, produciendo bostezos, deseos  de estar tumbados sobre el césped entre bostezos y largas siestas, si alguno tenía una ocurrencia, rápidamente lo callan, el sopor les envuelve en un “sinpreguntas”

— ¡Ufff! ¿Quién viene a sacarnos de la modorra?  ¿Quién es este  personaje tan rancio? —Se preguntan en  el Club de los aburridos.

 ¿Dónde se escondía esta mujer enjoyada, de altivos modales, vestida  de otro tiempo. Quiere imponernos nuevo lenguaje, otras ideas. Los sorprendidos  ciudadanos ven como saca un montón de papeles de su viejo y cuidado bolso

 Con voz dulce, sin alterarse se dirige a los modorros

—Amigos, vecinos, esto que tengo entre mis manos,  ¡Es nuestro, tenemos que unirnos y proponer que!….—Otro rollo—dice uno, y todos le imitan sin hacer el menor caso.  Ella fiel  a su idea pregona incansable… viendo el poco caso que despiertan sus ideas, decide tatuarlas sobre su cuerpo, que por arte de birlibirloque, se convirtió en un bloque de piedra.

Un día de calor y canícula se escucha una voz cálida.

— ¿Jugamos al reencuentro?

Rápidamente se despierta la INTRIGA, arqueando la ceja, y la CURIOSIDAD que ya no puede contenerse más tiempo pregunta a la estatua:

— ¿Al reencuentro? ¿Y cómo es ese juego? ¿que beneficios trae?

—La LOCURA —responde:

—Resulta un juego magnifico, excitante, veréis: yo me tapo la cara y comienzo a contar desde uno hasta un millón, ustedes se esconden, y cuando yo haya terminado de contar, empezaré a buscarles. Y nuestro reencuentro será….  No había terminado de hablar cuando aparece…

El ENTUSIASMO, —Es magnífico, tenemos una gran cantidad de ventajas, beneficios, dinero, lo mejor, porque realmente es nuestro, solo que nunca hicimos caso de lo bueno que tuvimos, y ya se nos había olvidado—Se organiza un baile para celebrar tan brillante idea, la EUFORIA.

 La ALEGRÍA había vivido semioculta, ahora da tantos saltos, ¡Tantos! qué terminó por convencer a la DUDA, e incluso  despertó la APATÍA, la cual nunca mostró interés por hacer algo. —Todo está bien, dejad las cosas como están—Repetía una y otra vez

Aunque la LOCURA  había convencido a muchos, no todos los vecinos son partidarios de embridarse en un proceso ¡ tan alucinante cómo incierto!.

Toma la palabra La VERDAD

—No me escondo, salgo a la luz, hago de aquellos que me utilizan seres libres, ¡Costará pero el triunfo está asegurado!.

No duda en apuntarse al concilio de los sentimientos la SOBERBIA, opinando que es un juego  solo para elegidos (en el fondo lo que le molestaba era que la idea no hubiera sido suya), la COBARDÍA que nunca se espera nada de ella, hizo como siempre—Yo no me arriesgo queridos

 

— ¡Sentimientos, Alertos a la cuenta!—: Uno, dos, tres ¡El juego empieza!  —Grita eufórica LA LOCURA

La primera en esconderse fue la PEREZA. La FE coge fuerza y sube al cielo, la ENVIDIA se oculta tras la sombra del TRIUNFO, que había logrado subir a la copa del árbol más alto. Volaba con fuerza LA GENEROSIDAD (Interesada), cada sitio le parece maravilloso para colocar en él a alguno de sus amigos:

 —¡Que sí hombre!, que éste lago cristalino está fenomenal, y por ser mí amigo, te regalo LA BELLEZA;

Va junto a otra amistad.

—Y que me dices de lo maravilloso que se descansa debajo del verde pino, respirando su aroma, ¡Ehhh!  ¡No, no me respondas!, es perfecto para disfrutar de INTIMIDAD; ¡ Puedes contemplar y contar las vueltas que da la mariposa viendo las nubes! ¡Perfecto este lugar para ti VOLUPTUOSIDAD;

— ¿ Y cuando venga una irisada ráfaga de viento? —Pregunta inquieta la amiga VOLUPTOSIDAD—¡Ufff! No se discuta, si no lo quieres de lo entrego a LIBERTAD.

Cual topo oculto bajo tierra, El EGOÍSMO, tenía un lugar privilegiado desde el comienzo del intrigante juego, dentro de sus fueros, no se da cuenta que detrás de todo está... La MENTIRA, que trata de desvincularse de los hechos, unas veces tras la luminosidad del Arco Iris, otras en las profundidades de los Océanos hasta que llegue El OLVIDO.

Cuando la LOCURA contaba con gran número de seguidores, se da cuenta que en sus filas no está el AMOR,  y la verdad con todos los huecos cubierto, tampoco sabe darle un espacio. Divisa un rosal y, enternecido, dice—No te preocupes amigo, serás el Jefe de los jardineros, mandarás cuidar los rosales. Aunque son muchos  tú no harás más que vigilar de cuando en vez. Serás feliz, ya lo verás. No obtiene respuesta, estaba tan emocionado por el triunfo que sigue la ruta.

—Ufff! ahora que ya tengo todo en orden, pasaré revista.

La primera en aparecer fue la PEREZA.

Buscó la FE, pero esta se dedicaba a fomentar PASIONES Y DESEOS.

Encontró la ENVIDIA y pudo deducir donde estaba el TRIUNFO.

Al EGOÍSMO no tuvo ni que buscarlo; el solito salió disparado de su… que había resultado ser un nido de avispas.

Sigue caminando, y nada estaba cómo él creyó, siente sed, al acercarse al lago, ve que la BELLEZA sigue siendo fiel.

— ¿Y la DUDA? no resultó difícil dar con ella, sentada sobre una cerca, sin decidir de qué lado posicionarse.

Así fue encontrando a todos los que creyó fieles a su regalos, otros con buen criterio, prefirieron seguir en el lugar que la vida les había puesto:

El TALENTO vivía entre la hierba fresca al lado de la BELLEZA.

La ANGUSTIA oculta tras una sonrisa

La MENTIRA tras el  Arcoíris

¡ El OLVIDO!, ya se le había olvidado, que estaba jugando sin saber a qué.

¡Pero  la CORDURA!  ¿Dónde está? ¡Ha desaparecido!

La LOCURA está feliz, casi todos la han seguido ¡No!, ¡no lo puedo creer!, no me fío de estos colocados a mi antojo. Para saber si de verdad son fieles, mira detrás de cada árbol, bajo los  arroyos, en la cima de las montañas y…—¡Creo que hice una gran labor!, de pronto ve los rosales, sin jardinero, toma una horquilla y comienza a mover los racimos de rosas, se escucha un terrible grito. Las espinas habían herido en los ojos al sentimiento que faltaba, AMOR.

La LOCURA no sabía qué hacer para disculparse; lloró, rogó, imploró y hasta prometió ser coherente.

Desde aquel macabro juego. El egoísmo nos ciega, y deja sordos a los consejos que nos regala sin desear obtener nada a cambio LA  CORDURA.

En ustedes está, jugar  A SER CUERDOS, o dejarse llevar al precipicio por LA LOCURA

 

.