Sábado, 24 de agosto de 2019

Crear pobreza

236

En aquellos tiempos surgieron nuevos rico que miraban al pueblo desde arriba. Concretamente desde los despachos de los ministerios en los que trabajaban. Aquellos hombres, se enriquecían a costa de los ciudadanos, de las ciudadanas.

Se les llenaba la boca de una España “que iba bien” e inflaban artificialmente la economía para sacar mejores tajadas. Tras ello, con un sistema que no se sostenía, pues sus pies eran de barro, dejaron que todo se cayera, echando las culpas a las gentes.

Los unos, hoy han sido juzgados y condenados. Los otros, esperan su turno con miedo e inteligencia. Miedo, a que el presente les juzgue por corruptos y a que el futuro les tache de indeseables. Miedo a una prisión en la que una celda tiene su nombre, sin placa en al puerta.

Ricos de avaricia, que crearon pobres de verdad.

Algunos se irán de rositas. Triste final para una historia tan triste como esta.