Sábado, 18 de agosto de 2018
Ciudad Rodrigo al día

Habilitado con vallas un ‘pasillo’ para que los puestos no bloqueen el acceso a las viviendas

CIUDAD RODRIGO | Dentro de las medidas provisionales que está adoptando la Policía hasta que se traslade el mercadillo

Agentes de la Policía Local estuvieron durante la mañana del viernes en la zona donde se instala el tradicional mercadillo sabatino para poner en marcha una nueva medida dentro de las actuaciones que están llevando a cabo para “facilitar la convivencia entre el mercadillo y los vecinos”, como apuntó el pasado lunes a Ciudad Rodrigo Al Día el jefe de la Policía Local, Narciso Caridad.

Esta nueva medida es la colocación de una serie de vallas a las puertas de las viviendas que hay justo al inicio de la Ronda de San Pelayo para asegurar que el acceso a las viviendas queda diáfano, de tal modo que los vecinos de las mismas puedan acceder sin problemas pese a que haya puestos en las inmediaciones.

Como se puede ver en las imágenes, con estas vallas se ha habilitado un ‘pasillo’ en la zona más pegada a las fachadas, de una anchura similar a la que puede tener la acera en otros puntos. De este modo, cuando los vendedores lleguen en la mañana del sábado a montar sus puestos, deberán tomar estas vallas como referencia a la hora de su montaje.

Para evitar que los vendedores muevan las vallas hacia atrás cuando lleguen, los agentes de la Policía Local de servicio estarán por el mercadillo a la hora en que se inicie el montaje, como ya ocurrió el pasado sábado. Como explica Narciso Caridad, esta actuación de crear un pasillo con vallas es una medida provisional a la espera de que se produzca el traslado del mercadillo.