Porque tu compromiso mejora el mundo

Hoy no está de moda hablar del compromiso. Sin embargo, el compromiso en favor de los más débiles y por la transformación del mundo, es la más noble expresión de nuestra dignidad, de nuestra responsabilidad y solidaridad.

Para los cristianos, se trata de un compromiso que nace de la fe que nos hace vivir la comunión con todos, tejiendo redes de fraternidad y de solidaridad al estilo de Jesús.

Y así, proponemos los siguientes compromisos:

1.     Vivir con los ojos y el corazón abiertos a los que sufren:

Convivimos con una cultura que ignora, que excluye, los rostros del sufrimiento y la pobreza. Sin embargo, no podemos ignorarlos. Estas situaciones no son el fruto de la casualidad, sino la consecuencia de la injusticia social, de la codicia y de la indiferencia.

2.     Cultivar un corazón compasivo:

La multiplicación y la complejidad de los problemas pueden saturar nuestra atención y endurecer nuestro corazón. Frente a la indiferencia y el individualismo, los cristianos debemos cultivar la compasión y la misericordia, que son como la protesta silenciosa contra el sufrimiento y el paso imprescindible para la solidaridad.

3.     Ser capaces de ir contracorriente:

Esta invitación al compromiso no es algo superficial. Pone en juego dimensiones tan hondas como la propia libertad. Supone actuar  contracorriente y poner los medios para que los intereses económicos no estén nunca por encima de la dignidad de los seres humanos y del bien común.

4.     Ser sujeto comunitario y transformador:

Estamos llamados a ser agentes de transformación de la sociedad y del mundo, pero esto sólo es posible desde el ejercicio de un compromiso comunitario, vivido como vocación al servicio de los demás. Esto quiere decir que hemos de poner todos los medios a nuestro alcance para la creación de comunidades capaces de compartir los bienes materiales, el tiempo, el trabajo, la disponibilidad y la propia existencia. Comunidades capaces de poner a la persona en el centro de su mirada, palabra y acción.

TU COMPROMISO MEJORA EL MUNDO