Jueves, 16 de agosto de 2018

Alrededor de 2 millones de jóvenes españoles afirman haber sufrido algún tipo de trastorno mental

Por su parte, el 65 % de las mujeres jóvenes mayores de 18 años están por debajo de su peso, según Índice de Masa Corporal

Anna Sanmartín, Fad y Lorenzo Cooklin DG Fundación Mutua

El Barómetro juvenil de vida y salud realizado por la Fad, a través del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, y la Fundación Mutua Madrileña ha realizado un estudio presentado hoy en Madrid por el director general de la Fundación Mutua Madrileña, Lorenzo Cooklin; y la subdirectora del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de la Fad, Anna Sanmartín. En él, se señalan algunos datos relevantes en cuanto a la salud se refiere, especialmente la de los más jóvenes.

Según el estudio, las mujeres jóvenes presentan, en  general, unos indicadores de salud y una percepción sobre su estado peores que los de los hombres. Las mujeres sufren más enfermedades crónicas: el 27% de las jóvenes ha padecido alguna dolencia de larga duración (más de 6 meses) frente al 23% de los hombres.

En cuanto a salud mental, los datos por género también señalan importantes brechas. El 33% de las adolescentes y jóvenes señalan haber sufrido algún síntoma de trastorno mental en el último año, frente al 23% de chicos.

El objetivo del estudio es obtener una fotografía fija sobre el estado de salud, física y mental, de los jóvenes españoles de 15 a 29 años gracias a una encuesta online realizada a más de 1.200 jóvenes de estas edades. Está prevista su realización bienal para poder establecer tendencias y evolución.

La salud mental, una asignatura pendiente

Casi un 30% de la juventud española entre 15 y 29 años –unos 2 millones de jóvenes- afirma que en el último año han sufrido síntomas claros de algún tipo de trastorno mental, siendo mayor el porcentaje de chicas que señalan haber notado estos problemas (33%) que el de chicos (23%). Los síntomas que experimentan habitualmente son: cansancio, falta de energía, problemas de sueño, desórdenes alimenticios o sentimiento de fracaso. De todos los y las jóvenes que notaron síntomas de trastorno, sólo la mitad solicitó asistencia.

Casi la mitad de las adolescentes pesa menos de lo recomendado

La prevalencia de sobrepeso y obesidad entre adolescentes de 15 a 17 años no llega al 5%.  De acuerdo con el Índice de Masa Corporal en adolescentes, solo el 4.3% de los chicos y el 4.8% de las chicas sufren sobrepeso u obesidad. Estos porcentajes aumentan en la franja de edad de 18 a 29 años: 15.2% en ellos y 9.4% en ellas.

Por su parte, el Índice de Masa Corporal en adolescentes, de 15 a 17 años se ubica por debajo de su peso teóricamente recomendado, pero con diferencias de género importantes. En chicos este porcentaje no supera el 15%, mientras que en chicas  roza el 50%. Entre las jóvenes de 18 a 29 años el porcentaje aún es mayor: el 56% tiene un peso bajo.  El 64% de las chicas y el 50% de los chicos afirman que les gustaría pesar menos de lo que pesan.

Alimentación: dietas y hábitos alimenticios

La mayoría de jóvenes, hasta el 86%, dice estar preocupado por su imagen y por la imagen que tengan los demás de ellos. De hecho, ocho de cada diez, dice que cambiaría alguna o muchas partes de su físico.

Casi 4 de cada 10 jóvenes siguen o han seguido alguna vez una dieta de adelgazamiento, con un mayor porcentaje de chicas (37%) que de chicos (32%). Los datos femeninos contrastan con el hecho de que haya una mayor proporción de chicas que se encuentran  por debajo del peso recomendado (según IMC).

Las principales razones para hacer dieta se concentran en la intención de perder peso y que eso supondría una mejoría estética, quedando los motivos de salud en un plano secundario. Realizan dietas principalmente mujeres, adolescentes, jóvenes de clase media y jóvenes en paro. En el 9% de los casos iniciaron una dieta por indicación médica.

El 43% de jóvenes que iniciaron una dieta consiguieron perder el peso que querían. Por el contrario, el 18% lo dejó por falta de efectividad de la misma. Entre otras razones para abandonar dietas se encuentran pasar hambre (18,8%), afección anímica (13,4%) e indicación médica (5,8%).

En cuanto a los hábitos alimenticios, más del 30% come rara vez pescado y el 39% come fruta fresca una o menos veces a la semana. Al contrario, casi la mitad (45%), come dulces y pastelería casi a diario.