Miércoles, 21 de agosto de 2019

El Casino de Salamanca, motor y centro de la cultura salmantina

Casino de Salamanca / ARCHIVO

Cuando aún resuenan en mis oídos las obras del Concierto que el pasado sábado dio el magnífico conjunto de la Catedral de Ávila, la   Capilla Pérez Gayá, cuya interpretación produjo un disfrute de la mejor Música Barroca, creo que es de justicia escribir esta líneas sobre el papel ejemplar que está realizando en materia cultural el Casino de Salamanca.

Con una rica, variada y muy digna calidad, la programación del Casino está siendo un modelo a seguir, ofreciendo una serie de actividades culturales, que tienen el acierto de ser realmente un programa de CULTURA PARA TODOS. Para “todos” me refiero a un público adulto, con diferencias de intereses y quizás también de bagaje cultural, que pueden encontrar en lo programado semanalmente en el Casino su campo de interés: conferencias de diversos temas de actualidad ( medicina, política, tauromaquia, historia, arquitectura, etc.), presentación de libros de autores salmantinos y no salmantinos, exposiciones en sus bellas salas, conciertos de música popular, de autor, clásica… en fin, no hay ningún campo cultural excluido en su programación. Ni siquiera temas más minoritarios, pero importantes, como el ciclo de películas sobre el tema de las ONG y su papel en los países del tercer mundo, programado hace un par de semanas. O el cine-club semanal, con una selección bien estudiada de películas de calidad, acompañadas de una presentación previa por el organizador y cinéfilo D. Pedro Méndez y un posterior coloquio, que a muchos nos recuerda aquel Cine Club universitario, que a tanto salmantinos  nos sensibilizó en el buen cine, para toda la vida.

Desde aquí nuestra cordial felicitación a la Junta Directiva por esta labor, tan positiva como poco frecuente en nuestro país, de  organizar  tan excelente programación.

Puedo decir, que el sábado pasado, mientras “degustaba” el concierto de la avulense capilla Pérez Gayá, pude sentir que vivía en la Ciudad de Cultura y Saberes, que es o puede ser como ideal, Salamanca.

La mayor parte de mi vida adulta la he vivido en Madrid y ahora puedo afirmar que, proporcionalmente, esta ciudad no tiene que envidiar a la capital de España, en empeño y manifestaciones culturales.