Viernes, 17 de agosto de 2018
Ciudad Rodrigo al día

Un fortísimo aguacero provoca numerosos problemas en Ciudad Rodrigo

CIUDAD RODRIGO | El agua vino acompañada de relámpagos y truenos, y de una gran granizada que inundó algunas calles e incluso la iglesia de Fátima

La calle Libertad anegada por el agua en la sobremesa dominical

El cielo deparó una tremenda sorpresa a los mirobrigenses mientras estaban disfrutando de una tranquila jornada dominical del mes de mayo. En plena sobremesa, el cielo se puso a descargar, viéndose sacudido Ciudad Rodrigo por un tremendo aguacero acompañado de una gran granizada junto a toda una colección de relámpagos y truenos.

Este aguacero fue en cierta medida inesperado, ya que las previsiones meteorológicas no eran para este domingo tan negativas como para el sábado, cuando sólo llovió a última hora de la tarde pese a que las previsiones anunciaban agua, y sobre todo tormentas, para toda la tarde.

Como se puede ver en las imágenes remitidas por un lector tomadas en la zona de Las Barcas, las calles de Ciudad Rodrigo se convirtieron en pocos minutos ‘en ríos’, incluso de color blanco producto del granizo caído. En ese punto de confluencia entre la calle Iberia y la Avenida de La Concha, el agua llegó a levantar las tapas de alcantarilla, cortándose el tráfico en ese punto para evitar problemas.

Otro de los lugares donde el agua causó grandes estragos fue la calle Libertad, que quedó anegada, afectando como es lógico a las viviendas de la vía. Hasta allí se acercó uno de los 4 vehículos de los Bomberos (con un total de 12 efectivos) que a lo largo de la tarde fueron resolviendo las continuas incidencias que se fueron presentando en todo tipo de inmuebles, tanto particulares como públicos, mientras que las calles quedaban bastante sucias.

Uno de los lugares más significativos donde el agua causó serios problemas fue la Iglesia de Fátima, en el Valle de San Matín, donde el techo de un lateral se resintió, quedando todo el suelo del templo cubierto de agua. Hasta allí se acercaron varios voluntarios para achicar el agua junto al párroco, Vidal Rodríguez Encinas. Otro de los puntos públicos donde el agua causó estragos fue el local de la Asociación de Vecinos de San Andrés, donde los vecinos llegaron a sacar 55 cubos de agua, según manifestaron.

A última hora de la tarde del domingo, los Bomberos todavía seguían realizando intervenciones, por ejemplo en el café-bar El Decano, en la esquina de las calles Lorenza Iglesias y Rastrillo, que había sufrido una importante inundación, tras llegar a salir el agua por los lavabos y wáteres de la planta sótano tras tupirse la alcantarilla que hay a pie de calle.

Además de estos casos que aparecen en la galería de imágenes, un buen número de mirobrigenses tuvieron problemas en sótanos y cocheras particulares, así como también en áticos y buhardillas, ya el agua y el granizo cayeron con mucha violencia durante unos minutos, causando daños materiales. Según explicó a Ciudad Rodrigo Al Día el presidente de los Bomberos Voluntarios, Jesús Muñoz, un buen número de incidencias se concentraron en el eje de la calle Santa Clara, donde también se llegaron a levantar alcantarillas.

Precisamente, el tremendo aguacero también tuvo consecuencias deportivas, ya que dejó impracticable el Francisco Mateos de la calle Santa Clara en el que se debía jugar desde las 17.30 horas el último partido liguero del Senior del Ciudad Rodrigo frente al Onzonilla, con lo cual se decidió trasladar el encuentro a los Campos de Toñete. Aunque este recinto había quedado también anegado por el agua, su buen sistema de drenaje hizo que el partido se pudiera disputar, aunque con un poco de retraso (comenzó a las 18.10 horas).

  • Iglesia de Fátima
  • Suciedad en las calles tras el aguacero
  • Calle Libertad
  • Café-Bar El Decano
Ver más imágenes: