Lunes, 24 de septiembre de 2018

Los buitres acaban con una novilla y el becerro nada más producirse el parto

El ganadero llegaba a la parcela y pudo observar aún vivos a la madre y su cría, pero sin ojos y picoteados en otras zonas  

Madre y ternero recién parido muertos por los buitres

El ganadero A.A.E. ha denunciado ante este diario un nuevo ataque de buitres en una de las parcelas perteneciente a su explotación situada en el municipio de Bogajo. En esta ocasión las aves carroñeras han acabado con la vida de una novilla y su becerro tras producirse el parto.

Como ha señalado a este diario, cuando llegó a la parcela la novilla y el becerro estaban vivos, el parto había sido normal, pero ya “les habían comido los ojos y habían empezado por otras partes blandas”, observando cientos de buitres en el cielo.

La escasez de comida obliga a estas carroñeras, principalmente en colonias del Parque Natural Arribes del Duero, a convertirse en depredadores y atacan al ganado en momentos tan vulnerables como el parto, un hecho que se repite con la misma frecuencia que merma la alimentación en los muladares de la zona.

Como señalaba el ganadero, “están muertos de hambre y atacan a la mínima que huelen sangre porque no tienen donde alimentarse, son miles y están más protegidos que las personas”, concluía muy enojado.