Miércoles, 19 de febrero de 2020

‘Retazos del natural’, un mosaico de relatos con el sello de Charo Alonso

La autora afirma que “son trozos, retales, unos más largos, otros más cortos, unos poéticos, otros con cierto sentido del humor”

Las escritoras Charo Ruano y Charo Alonso, en la presentación de este libro. Foto de Alejandro López

‘Retazos del natural’ es la última creación literaria de Charo Alonso, colaboradora de SALAMANCArtv AL DÍA, que ha presentado el libro este miércoles en la Plaza Mayor, acompañada por la escritora Charo Ruano.

En ‘Retazos del natural’, recupera los cuentos sembrados a voleo por revistas y antologías para que dejen de florecer en las cunetas y en los márgenes y se junten, silvestres y libres, en un tapiz de niñas bienamadas, de niñas perdidas por la violencia mexicana, de ironías, afectos, amores, recuerdos y remiendos, todo, eso sí, pintado del natural.

“Este libro es fruto de la amistad de una persona que ama y trabaja la cultura, mi amiga Charo García Diego, y de la confianza infinita que han tenido conmigo dos editores históricos, independientes, de esos que hacen literatura, Charo Fierro y Antonio J. Huerga. Me han publicado sin conocerme y han hecho este libro, que como bien dicen en el colofón, está bajo sus auspicios. Les estoy a los tres eternamente agradecida, y también a Carmen Borrego, que es otra enamorada rigurosa del trabajo bien hecho, de la edición de textos, de la corrección… y una artista a la hora de hacer una portada preciosa”, explicaba.

Alonso recordaba que el libro se llama ‘Retazos del natural’ porque “son trozos, retales, unos más largos, otros más cortos, unos poéticos, otros con cierto sentido del humor aunque yo no lo tengo. Eso sí, todos los he vivido, sentido, oído y asimilado, son del natural, absolutamente, no hay nada inventado, nada de nada ¡Bueno sí, hay una escena un tanto macabra y mexicanísima que situé en el Mercado de San Juan que no lo es! Otra cosa es que me hayan sucedido a mí, que evidentemente, no. Pero son tan reales como el paisaje frente al que se pone el pintor que hace apuntes al natural. Y con ellos quiero coser lo que está roto, suturar la herida, cicatrizar la falta. Quiero reunir los pedazos, hacer un mosaico, un tapiz. Y usar muchos, muchos colores, como las mujeres indígenas mexicanas que bordan y bordan sobre blanco con hebras de colores, ahí, en la calle, a la vista de todos”.

También en esta jornada, pero a las 21.00 horas tendrá lugar otra presentación de este libro en el Café Manolita, situado en la calle Palominos. 

Sinopsis

Hay en el texto, tejido de estos relatos, retazos, retales, apuntes del natural, una voluntad de sutura, de recomponer lo roto, de coser los pedazos, curar las heridas de una realidad desgarradora a la que acercarse con amor, con humor y aguja e hilo. Del natural pintamos con los brochazos de lo real, con la sutileza de la poesía, con el hilván del costumbrismo, por eso estos relatos, retazos son tan diversos en su textura y su ternura. Hilos sueltos, bordados que se entrecruzan, retales desechados de realidad con los que tejer aquello que nos abrigue de la barbarie.

La autora

De niñas curiosas como Alicia, preguntadoras como Lilus Kikus y traviesas como Celia salen lectoras empedernidas que no saben coser, pero sí escribir una tesis sobre la obra de la escritora y periodista mexicana Elena Poniatowska, quien le enseñó a Charo Alonso no sólo a preguntar, sino a preguntarse desde una perspectiva de género. Palabra para describir y describirse y dar voz a quien no la tiene, palabra para aprehender el mundo, coserlo, descoserlo, enmendar el daño y la rotura.

Doctora por la Universidad de Salamanca, profesora de lengua castellana y Literatura, estudiosa del género testimonial que aúna periodismo, literatura e historia, la tarea académica de Charo Alonso se ha dedicado a la escritura de Elena Poniatowska con numerosos textos críticos y al teatro sin límites del veracruzano Hugo Argüelles con el ensayo Hugo Argüelles, el teatro de la identidad (Editorial Escenología, México, 2003).

Entregada a la docencia y al periodismo en su Salamanca letrada, no pudo sustraerse al mandato de Basilio Martín Patino de estudiar a la dama modernista Inés Luna con la biografía novelada Dama Luna (Diputación de Salamanca, 2015), ni al pespunte amoroso y admirado por los personajes de su tierra a través de las entrevistas publicadas en el periódico SALAMANCArtv AL DÍA, donde hilvana todos los martes una columna bajo el título: El patio de mi casa.

Fotos de Alejandro López

Ver más imágenes: