Miércoles, 22 de agosto de 2018
Béjar al día

Unos 25 coches clásicos han parado en Béjar en el 1º Spain Classic Rally

BÉJAR | Los coches han parado unas horas en Béjar para que los vecinos pudieran disfrutar de joyas del motor difíciles de ver si no es en este tipo de pruebas

Spain Classic Rally a su paso por Béjar

Unos 25 automóviles clásicos han llegado ayer a Béjar en una de las etapas de la primera edición de la Spain  Classic Rally, que se inició en Santander el pasado cinco de mayo. Esta etapa comenzó por la mañana en Ciudad Rodrigo y terminó en Trujillo; durante su parada en la Plaza Mayor de Béjar, los organizadores de la prueba han sido recibidos por el alcalde Alejo Riñones y los concejales de Turismo y Cultura, Ángel Orgaz y Purificación Pozo que se han interesado por los coches y por el desarrollo de la carrera.

En Béjar han parado unas horas, en la Plaza Mayor, hasta donde se han acercado curiosos para ver los coches clásicos, de más de 25 años que han estado aparcados durante unas horas, algunos de ellos joyas del motor difíciles de ver si no es en este tipo de pruebas automovilísticas.

David Herranz, organizador de la prueba junto a una docena más de colaboradores, ha explicado que se trata de una carrera de regularidad con tiempos marcados, en la que se pueden ir incorporando vehículos durante el trayecto por lo que se espera que en Trujillo se incorporen más vehículos, así como en otras localidades, para llegar a Madrid unos 52 en total.

Antes de la llegada a Béjar dos vehículos tuvieron que retirarse por averías que han sido reparadas en talleres, para volver a incorporarse mañana a la carrera. La mayor dificultad que se encuentran los propietarios de los coches es la de encontrar piezas de repuesto para el mantenimiento de los vehículos, que a veces tienen que pedirse a países como Inglaterra o Rusia.

Herranz ha señalado que esta primera edición se toma a modo de prueba, pero con una idea de continuidad, ese ha sido el motivo por el que no se ha invitado a participantes de otros países con los que sí se contará en futuras ediciones, para llegar a alcanzar los 120 o 150 participantes. También ha destacado que este rally no es solo para disfrutar de la carrera en sí, sino que se pretende dar a conocer entre los participantes localidades atractivas por sus paisajes naturales y por su riqueza patrimonial, así como para que los vecinos de los municipios por los que pasen puedan ver los coches y acercarse al mundo del motor y disfrutar de estos coches que muchos recuerdan de tiempos pasados.

Ver más imágenes: