Martes, 21 de agosto de 2018

Las ovejas merinas y el monopolio de la lana

Los pastores de La Mesta movilizaban cada primavera y cada otoño de tres a cinco millones de cabezas de ganado, principalmente ovejas merinas, con enorme importancia económica y social para nuestro país. Entre otras cosas propició un activo comercio entre el norte y el sur de España, influyendo decisivamente en la unidad de lengua, pesos y medidas, así como en la eliminación de las fronteras de los antiguos reinos medievales.

Al poner bajo la protección real a los ganaderos y pastores limitó los privilegios y abusos de los nobles y ciudades, y fomentó el desarrollo de otros gremios, como mercaderes, pañeros, carreteros y navieros. La lana fina de las ovejas merinas, el famoso "vellón español" se exportaba ya a Inglaterra en el Siglo XII y poco después, tras controlar la Marina de Castilla el Estrecho de Gibraltar y el Canal de la Mancha, el comercio de lana se generalizó hacia Flandes, Francia, Inglaterra e Italia.

En 1313 las Cortes prohibieron bajo penas severísimas la exportación de ovejas vivas, para proteger este preciado monopolio, y en 1462 hubo de restringirse también la exportación de más de dos terceras partes de la lana esquilada cada año, para evitar que quedase desabastecida la industria pañera nacional.