Domingo, 19 de agosto de 2018
Guijuelo al día

El CD Guijuelo quiere dar a su afición una alegría en el último partido en casa

Jordi Fabregat, entrenador del conjunto verdiblanco, señala que aún dependen de sí mismos para la cercana salvación
Los jugadores se encuentran motivados para el partido frente al Atlético de Madrid B por la última victoria

El Club Deportivo Guijuelo afronta este domingo el último partido en casa y la semana de entrenamiento está llegando a su final con el equipo mentalizado para una nueva victoria. El Atlético de Madrid B será el rival frente al que el equipo quiere puntuar para lograr la ansiada permanencia. El club celebrará el Día de la Madre regalando entradas para las madres de sus socios infantiles. 

El entrenador, Jordi Fabregat, señala que el equipo quiere brindar a la afición la gran alegría que esta temporada no ha vivido aún en su propio campo: “Queda un pasito, lo jugamos en casa y esperamos conseguirlo esta semana. Hay una realidad, y es que en casa no hemos dado una gran satisfacción a la afición, de un partido bien jugado. Hemos dado la talla cuando nos ha sido requerido, pero creo que es el momento de jugar por los aficionados, no fijarnos en los resultados de los demás equipos y jugar a por todas. Pero si no lo conseguimos, pues tendremos que mirar los resultados, y aún así nos queda una bala más en la recámara con el partido de la última jornada. No quiero fijarme en como ha ido la temporada, quiero acabarla, y acabarla bien. Lo suyo es hacer balance al final, cuando todo haya acabado”.

Es un filial, y como tal siempre peligroso. No han tenido mucha suerte en sus últimos partidos, pero hacen méritos en todos sus encuentros, y juegan sin obligación, para destacar y eso está más allá de sus resultados. Estoy convencido de que vendrán para hacer buena la competición y no van a venir a regalar nada”.

Antonio Ayala, por su parte, destacó que se ha sufrido mucho: "Hemos tenido muchos altibajos en esta temporada y es bueno llegar con un aliciente al final de la temporada que es la salvación y poder dejar zanjada la situación en casa. Nuestro objetivo es dejar el trabajo hecho en casa y no necesitar el partido de Vigo”. 

Finalmente, Manu Gavilán se “Hacía mucho tiempo que se nos resistía la victoria, y ganar en el campo del Adarve ha sido la clave, para seguir confiando en nosotros y poder depender de nosotros mismos para la salvación. A todos nos conviene ganar, para salvarnos lo antes posible, ya sea para poder jugar el año que viene en Segunda B, los que tenemos contrato, o salir con garantías al mercado, como es el caso de otros compañeros”. 

El partido se disputará en el Municipal de Guijuelo a las 19:00 horas el próximo domingo 6 de mayo.