Domingo, 19 de agosto de 2018

Moisés Dueñas: Un titán en el desierto

A punto de cumplir 37 años, el ciclista textil no para de cumplir sueños y retos dos años después de dejar el ciclismo profesional y este domingo inicia su segunda Titan Desert
Dueñas durante el Nacional de Ultra Maratón.

En quince días cumplirá 37 años. Más de tres décadas montado sobre dos ruedas. Moisés Dueñas cumplió su sueño de ser ciclista profesional a la estela de Lale Cubino, Roberto Heras y Santi Blanco y junto a un ramillete de corredores bejaranos que dieron lustre durante las décadas de los 80, 90, y principios de los 2000 a una ciudad que languidecía después de décadas de ser una potencia en el textil. Tras más de una década en las carreteras, donde puede presumir de triunfos importantes a nivel nacional e internacional y después de conocer también las miserias del  deporte del pedal, un deporte que en ocasiones se fagocita a sí mismo, hace dos años tomaba la decisión de cerrar aquella etapa. Sin embargo, tenía claro que su pasión no la iba a dejar nunca y ahí sigue. Cumpliendo ilusiones y sueños. Reconoce que las concentraciones con los equipos, las charlas de los directores deportivos y muchas otras cosas, siguen en su recuerdo, pero tiene claro que ahora está disfrutando coo nunca de sus retos. De hecho, raro es el día que no echa tres o cuatro horas dando pedales.

Tiene claro, además, que no ha variado mucho de su etapa como profesional. Sólo el hecho de tener que compatibilizar entrenamientos con trabajo le impiden estar al nivel al que estaba como profesional. Ese descanso que, quizá -y sin quizá- ahora no tiene, pero no para de marcarse nuevos retos. Uno de ellos lo cumplía el año pasado y el próximo domingo (hoy parte hacia Madrid donde el sábado cogerá el avión hasta Marruecos). Era correr la Titan Desert. Una prueba durísima en Mountain Bike en el desierto marroquí donde ya triunfo su paisano Roberto Heras en las primeras ediciones y donde Dueñas lograba brillar el año pasado. De hecho, era octavo en la general y líder en la clasificación Adventure, o lo que es lo mismo, sin nadie que le pudiera auxiliar. De hecho, este año (del 29 de abril al 4 de mayo) acude de la misma forma, aunque bromea con lo de que “soy un deportista que recupera bien, así que puedo prescindir del masaje”.

Hablamos de una prueba donde no sólo se dan cita ex profesionales y especialistas en bicicleta de montaña, sino donde también participan deportistas y personajes famosos. Santi Millán, Luis Enrique o Josef Ajram son algunos de los que han participado este años (Ajram repite en la presente edición y está prevista la participación de Antonio Lobato y Jaime Alguersuari). Una prueba donde la inscripción ronda los 3.000 euros y donde un año más, la participación ronda los 500 corredores.

En ese desierto, el bejarano sueña con ser un titán. Sueña con encontrar un oasis. ¿Cuál? “Pasármelo bien por supuesto. El año pasado, sin tener experiencia hice una buena carrera. Este año me gustaría hacer entre los cinco primeros y creo que ganar una etapa tiene que ser algo muy bonito, pero sabiendo que la Mountain Bike es más técnica, hay que cuidar mucho el material y cualquier fallo, o un pinchazo te puede eliminar como me sucedió el año pasado en que pinché y perdí veinte minutos”.

Para encontrar ese ‘oasis’, Dueñas ha variado la preparación. “Este año lo he enfocado más a pruebas de larga distancia. El Open de Castilla y León es Cross Country, que es muy cortito y no se me da del todo bien. Por eso he hecho Open de España y el Nacional de Ultra Maratón (200 kilómetros). Para coger volumen. Esta semana he bajado pero para llegar fresco a la Titan Desert”.

Respecto a la que dicen es la Titan Deser más dura de la historia, Dueñas considera que “han metido en la primera etapa la más dura, más montaña y creo que será una etapa decisiva porque tiene mucho desnivel y luego la segunda etapa es la maratón, en la que tienes que cargar con todo para poder pasar luego la noche en una haima común. Estas dos etapas serán claves antes de las dunas y de la etapa de navegación”.

Los favoritos, el actual vencedor, Joseph Betalú, Julen Zubero o Roberto Bou, aunque también incluye a su amigo Aitor Hernández, campeón de España de ciclo cross con raíces en La Garganta. Además, este año estará el australiano Cadel Evans, con un Tour en su palmarés, aunque todo indica que no estará para disputar la victoria.

Pero, además de su preparación y de cumplir retos, Dueñas sigue ampliando su  faceta de organizador de carreras y también como director de la Escuela de Ciclismo Bejarana, que recuperaba, junto a David Martín, tras dejar el ciclismo profesional. Una escuela que sigue dando pasos, pequeños, pero muy firmes, en la ilusión de recuperar un deporte que siempre ha estado ahí, en el imaginario colectivo de los bejaranos y de los salmantinos y de todos los aficionados al ciclismo, y que va camino de volverse a convertir en una auténtica realidad.

Atrás quedó  aquel joven bejarano que desbordaba ilusión por las dos ruedas, pero al que costaba sacarle una frase completa. Aquel joven siempre acompañado por una legión de familiares en todas las carreras. Ahora sigue transmitiendo la misma ilusión, pero demuestra que la experiencia es un grado y destila sabiduría y conocimiento en cada frase que ahora, sí maneja a la perfección, sin perder la prudencia.

¡¡¡Suerte Titán!!!