Jueves, 23 de enero de 2020

Pórtico para 'Leve', del maestro Jaime García Maffla

 

 

Acaba de publicarse el poemario ‘Leve’, del maestro colombiano Jaime García Maffla (Cali, 1944), poeta y humanista a quien mucho aprecio. Me honró pidiéndome unas líneas para este libro suyo, bellamente editado por Hebel Ediciones, que desde santiago de Chile dirige Luis Cruz-Villalobos.

 

Aquí ofrezco dicho texto:

 

DELICADAS CREATURAS

 (Pórtico)

 

 

I.

 

El poemario Leve, de Jaime García Maffla (Cali 1944), cede la iniciativa del decir al misterio del lenguaje. Viene de distintas acepciones, matices y alusiones propias de éste vocablo… Una de ellas sería casi traducción para alguna exégesis de lo inmaterial: ‘La levedad’. ¿Acaso un estar y actuar desde un mirar distinto, que hace de lo próximo distante para abrazarlo así en plenitud? También postura humana como adelgazamiento en lo próximo y más hondo, la que da a ese modo de ‘estar’, un sentido y sendero, curso propio a la vida, aún postura ante ella. Y es la levedad algo como pasar en libertad interior por entre las presencias, pero dando a éstas una raigambre esencial en un hacer y hacerse, ver y actuar de los seres, de las cosas mismas –incluido el pensar- y de toda urdimbre afectiva…

 

Enredadera

Sin muro que la acoja

Pero hay ojos de pétalos

Siguiéndola

En esa

Su floración desde lo intangible

 

 

II.

 

Es lo que apenas roza una superficie, y no obstante la marca. Une al fluir de lo inmediato en torno, en la conciencia abierta, a lo Absoluto, o la centra en la verdad de lo efímero. Y en esta dualidad aparece la presencia de todo lo anterior a lo creado, que gravita sobre toda existencia, pero en lo callado, en lo casi no asible y casi inalcanzable, desde la unión con lo ausente reflejada en el espejo de las desapariciones. Hay también correspondencias, analogías o uniones secretas que hacen posibles una luz en la senda:

 

Y alejarse

Permaneciendo allí

Y

Estar allí habiéndose alejado

 

 

III.

 

En este poemario una sola palabra puede reunir el destino de toda existencia, como un existir se acoge a los registros de una sola palabra… El centro hacia el cual va la mirada de poeta y lector es lo abierto, y en el centro del iris la sucesión de círculos que en torno a él –en tiempo y espacio- van cerrándose. Todo parece ser o hacer una pregunta, si no es respuesta a la pregunta tácita de todo lo celeste e inmaterial. La levedad es necesaria para saber algo del No-ser y habitarlo, como gusta acotar García Maffla… Búsqueda de algo que pueda encontrarnos, pero en los versos el acento está puesto en la esencia e irradiación de los vocablos mismos. Es señal de ‘otra’ esencia entregada a lo trascendente que habita en nuestras manos y gracias a los actos, en un horizonte de desapariciones. Dolor de ser nombrado por algo que se calla.

 

 

 

IV.

 

Dicho está, en fin, aquí también que en toda superficie se muestra una profundidad. Poemario oscuro y transparente, por el cual la palabra se dice a sí misma en el surtidor de nuestros labios. Así, a cada paso que damos, hacemos un duelo, pues algo irremediablemente es dejado atrás. Abismo y destino, dice aquello que es y se afirma en aquello que se planta delante de la Nada, segundo a segundo, por lo cual cada palabra, sentencia, verso y voz, imagen del poemario la indica al pronunciarse o nos sugiere en la infinitud.

 

 

V.

 

Hectáreas de fragilidad condensadas en sesenta muescas que no se dejan devorar por el Instante: permanecen y se tornan espuelas y bálsamo para después del cuerpo, cuando el deslumbrado se afiance o anclé en otra placenta tras los párpados. García Maffla circunvala lo Absoluto en su búsqueda de agrietar el silencio de este extraño mundo.

 

Y desde

Dentro de sí

Alcanzar a hallarse en el afuera

Saberse y sentirse en ese

Ajeno claro extraño oscuro hostil aire

 

Saludo lo que asoma de esta cosecha, proclive a más germinaciones.

 

  1. P. Alencart

Universidad de Salamanca

 

Abril y en Tejares (2018)

 

ENLACE DE ‘CREAR EN SALAMANCA’ PARA DESCARGA LIBRE

 

http://www.crearensalamanca.com/wp-content/uploads/2018/04/LEVE-JGM-OKKK.pdf