Lunes, 24 de septiembre de 2018
Las Arribes al día

La Junta destinó en 2017 cerca de 740.000 euros para la gestión del Parque Natural Arribes del Duero

El Patronato ha conocido la memoria de actividades de uso público, educación ambiental, conservación y gestión del Parque durante el pasado ejercicio, así como el balance de visitantes y las obras subvencionadas a través de ayudas a las Zonas de Influencia Socioeconómica
El mirador de Villarino recibió el año pasado 2.300 visitantes

El Patronato del Parque Natural de Arribes del Duero (Zamora-Salamanca), presidido por el delegado territorial de la Junta en Zamora, Alberto Castro, ha celebrado esta mañana su reunión anual en la que ha dado a conocer la memoria de actividades de uso público, educación ambiental, conservación y gestión del Parque durante el año 2017. Asimismo, en el pasado ejercicio se han puesto de nuevo en marcha las ayudas a las Zonas de Influencia Socioeconómica (ZIS) que le corresponden a este espacio natural protegido, cuyo importe total asciende a 164.488 euros.

Memoria de actividades 2017

La memoria de actividades del Parque Natural de Arribes del Duero recoge los trabajos realizados durante 2017 para cumplir los objetivos de proteger y mejorar los recursos naturales, y garantizar la conservación de la biodiversidad y el conocimiento y disfrute de la misma.

El pasado año se han realizado 40 actuaciones de conservación y mejora de infraestructuras, para lo que se ha contado con un servicio de mantenimiento, formado por una cuadrilla de siete trabajadores contratados durante cinco meses, y los trabajadores de la cuadrilla encargada de realizar tratamientos silvícolas preventivos en las comarcas de Aliste y Sayago, que realizó actuaciones puntuales en este entorno natural.

Entre las 40 actuaciones llevadas a cabo, destacan: la adecuación del Sendero de la Minería Romana de Pino del Oro, el acondicionamiento del mirador de la Ermita del Castillo y Las Barrancas en Fariza; la consolidación de la cubierta de la Fuente de La Noria y la limpieza de otras fuentes en Fermoselle; la retirada de restos del muladar en Cozcurrita; y la construcción de rampas para anfibios en pasos canadienses del área Colagón del Tío Paco de Mieza y en los Montes Públicos de San Felices. Asimismo, se han realizado numerosas tareas de conservación y adecuación en las áreas recreativas, senderos y miradores del entorno del Parque Natural.

Durante el año 2017 la Consejería de Fomento y Medio Ambiente destinó 739.405,95 euros al Parque Natural de Arribes del Duero para la restauración y el mantenimiento de las infraestructuras destinadas al uso público, la gestión y mejora del medio natural, la gestión de las Casas del Parque y la conservación de especies prioritarias.

En cuanto al número de visitantes, el año pasado las Casas del Parque, ubicadas en el Convento de San Francisco, en Fermoselle, y en el Torreón de Sobradillo recibieron un total de 21.792 visitas, de las cuales 78,3% visitaron Fermoselle y el 21,7% Sobradillo.

Respecto a los aforadores peatonales situados en algunas sendas del Parque, cabe señalar que por el mirador de Fariza pasaron alrededor de 9.600 visitantes durante el año pasado; el mirador de Villarino de los Aires recibió 2.300 visitantes; la playa del Rostro en Aldeadávila tuvo 2.508 visitas; al aforador situado en la senda GR 14 de Torregamones acudieron 1.650 visitantes; el GR 14 de Mámoles fue visitado por 3.450 personas; y, finalmente, 773 personas visitaron el mirador de Saldeana.

El Patronato también ha conocido las actividades enmarcadas en el Programa de Conservación relacionadas con el seguimiento de las especies protegidas, así como las acciones y medidas necesarias para garantizar sus poblaciones y sus hábitats. En este sentido, desde los Servicios Territoriales de Medio Ambiente de Zamora y Salamanca se continúa colaborando con el Parque Natural do Douro Internacional, en Portugal, en el seguimiento de las poblaciones que nidifican en los cañones de los ríos fronterizos. Las especies más vulnerables, a las que se les hace un seguimiento, son el águila perdicera, el águila real, la cigüeña negra, el buitre negro y el alimoche.

Desde julio de 2015, se continúa trabajando de forma conjunta entre España y Portugal en el proyecto ‘Life Rupis’, cofinanciado por la Unión Europea, y con el objetivo de la conservación de aves rapaces en el valle del río Duero. El proyecto se desarrolla en territorio portugués y español y pretende implementar acciones que refuercen las poblaciones de alimoche (Neophron percnopterus) y águila perdicera (Aquila fasciata) en estas regiones, a través de la reducción de su mortalidad y del aumento de su éxito reproductor.

La información del Parque Natural Arribes del Duero, así como de las Casas del Parque y programas de actividades mensuales, están colgadas en diversas páginas webs: www.jcyl.es, www.patrimonionatural.org, www.miespacionatural.es; así como en sus diferentes redes sociales.

Ayudas a Zonas de Influencia Socioeconómica (ZIS)

Durante 2017 se han puesto en marcha la ejecución de varias obras que finalizarán en el presente ejercicio, habiendo recibido todos los ayuntamientos el anticipo (66% de la subvención), como se indica en el Anexo adjunto. Hay que señalar que, en los casos en los que el presupuesto de la propuesta supera la subvención, los ayuntamientos aportan el resto de la inversión proyectada.

Por otra parte, también se incluyen los ayuntamientos que presentaron las propuestas a final de noviembre de 2017 y que llevarán a cabo las obras en el presente ejercicio.

INVERSIONES POR MUNICIPIO (240 Kb)