Lunes, 24 de septiembre de 2018
Béjar al día

La subida de los precios incrementará la competencia entre gasolineras salmantinas y portuguesas

BÉJAR | Preocupación en el sector de las gasolineras por la subida del precio de los carburantes que producirá un ‘efecto frontera’ con Portugal en las rutas internacionales de transportistas

 

Preocupación en las empresas de combustible salmantinas

La Asociación de Empresarios de Estaciones de Servicio de Salamanca ha hecho público un comunicado en el que muestra su preocupación por la subida de los precios del gasóleo anunciados el día dos de abril, por considerar que puede causar un gran daño económico para este sector en la provincia de Salamanca, sobre todo porque los profesionales y autónomos del transporte podrían dejar de utilizar las estaciones de servicio salmantinas para hacerlo en Portugal, donde los impuestos sobre estos carburantes son más bajos en la zona transfronteriza.

Comunicación de la asociación de empresarios de gasolineras

La Asociación de Empresarios de Estaciones de Servicio de Salamanca quiere transmitir su preocupación por el informe publicado el pasado día 2 de abril, en el que una Comisión de Expertos para la Transición Energética apuesta por el encarecimiento de los derivados del petróleo, especialmente del gasóleo, que subiría un 28,6 %.

Este informe, bajo la excusa del compromiso de España en materia de cambio climático, apunta a la fiscalidad como una de las herramientas claves para el cumplimiento de los objetivos comprometidos por España con la UE, demostrando el escaso conocimiento del sector del transporte, en el que se ha reducido la emisión de gases contaminantes por encima del 80 % gracias al uso de aditivos y la constante evolución de las mecánicas diésel.

Desde esta asociación queremos hacer hincapié en el daño económico que la medida anunciada supondría para el sector, ya que más del 60 % de las ventas de gasóleo en la provincia se despachan a autónomos y profesionales del transporte, principalmente en ruta hacia Portugal.

Esta medida crearía de inmediato un efecto frontera en nuestra provincia, ya que los transportistas en rutas internacionales dejarían de repostar en las estaciones de servicio salmantinas para hacerlo en las de nuestro país vecino, donde su gobierno está potenciando la venta de combustibles en zonas fronterizas mediante una bajada de impuestos, que ya se llevó a cabo en septiembre de 2016 en las zonas limítrofes con las provincias de Zamora, Salamanca, Badajoz y Huelva.

La implantación de esta medida supondría la destrucción de puestos de trabajo en las estaciones de servicio de carretera, así como una gran pérdida económica, no solo para los propios empresarios del sector, sino también para toda la provincia, que dejaría de recaudar los impuestos con los que está gravado el gasóleo de automoción y que, recordamos, suponen casi el 50 % del precio de cada litro de combustible.

Lorenzo Colomo Puertas, presidente de la Asociación de Empresarios de Estaciones de Servicio