Lunes, 17 de diciembre de 2018
Béjar al día

‘Memoria’ un monólogo contra el silencio

BÉJAR | La obra de Virginia Rodero ‘Memoria’ se representará el próximo viernes a las 19.30 h en el salón de actos del Centro Integrado de Formación Profesional Ciudad de Béjar

Virginia Rodero

La obra ‘Memoria’ de Virginia Rodero se representará el día 13 de abril a las 19.30 h en el salón de actos del Centro Integrado de Formación Profesional Ciudad de Béjar. El Grupo Cultural San Gil organiza esta actividad gratuita, que irá acompañada de un coloquio posterior con la actriz y autora de la obra y con la intérprete de la música.

La semilla de este espectáculo fue un proyecto de intervención artística seleccionado dentro de la Convocatoria 'Galerías' (2015) en la antigua cárcel de Segovia, actual Centro de Creación. Las propuestas seleccionadas se exhibieron dentro de una de las celdas del edificio, siendo el objetivo de Memoria recrear lo que pudo ocurrir entre aquellas paredes en su etapa como Prisión Central de Mujeres. El resultado fue una pieza teatral de quince minutos, pero de gran intensidad dramática que resultó finalista en el Certamen de Jóvenes Creadores de Madrid. Tras la experiencia de aquellas representaciones su autora decidió continuar construyendo la biografía de este personaje creando un espectáculo completo: la protagonista ya no sólo revive ante el público sus peores recuerdos sino también los más felices en lo que fue su vida como maestra republicana.

Sinopsis

En la Prisión Central de Mujeres de Segovia, una presa, una maestra, compartirá con el espectador sus recuerdos, ilusiones y vivencias desde la fría soledad de su celda. Un emocionante viaje desde la escuela rural republicana hasta las cárceles franquistas. Un homenaje a aquellas mujeres anónimas que lucharon por los derechos y libertades. Una historia creada a partir de pedazos de historias como un acto de justicia y reconocimiento.

Desde un espacio casi vacío, y arropadas por el diseño de luces, una actriz y una músico construirán los diferentes espacios y épocas que componen la obra, dando voz y cuerpo a todos sus personajes.

Virginia Rodero, dramaturgia, dirección e interpretación

Comienza a formarse como actriz en el Taller Municipal de Teatro de Segovia con Maite Hernangómez y Andrzej Skandera. Se licencia en la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid (RESAD), especializándose en Interpretación Gestual con Ana Vázquez de Castro, quien la dirige en el espectáculo Buffet Libre (Festival Courants d'Airs de Bruselas) y Andrés del Bosque, con quien profundiza en los bufones, el clown y el juglar con espectáculos como Rezad, la caridad empieza por casa. Ha trabajado con compañías como la Tribu imaginaria con Peleles (dirección y dramaturgia de Andrés del Bosque); La Bastilla Teatro, con Totum Revolutum (Teatro Alfil, ganador del Primer Premio del Certamen de Jóvenes Creadores de Madrid); Las Trovatrices, con Juglaresas; Smile Theater (gira por toda Italia) y Teatro Mutis. Recibe formación en Comedia del Arte con Fabio Mangolini (Teatro Comunale de Ferrara, Italia), en clown con Joaco Martín (Sala Excéntrica, Madrid) y en dramaturgia con Sergi Belbel (UNIA, Baeza). En 2017 comienza a trabajar como profesora en el Taller Municipal de Teatro de Segovia y forma su propia compañía.

Ángela San Juan, acompañamiento musical y espacio sonoro

Educadora social, guitarrista y cantante. Estudia lenguaje musical con Héctor Guerrero en la Escuela Municipal de Música de Segovia y guitarra clásica con Guillermo Pompa. Se forma en guitarra clásica en los Conservatorios de Segovia y Valladolid, donde acaba tercer curso de enseñanzas profesionales. Entre 2008 y 2010 estudia con José Manuel Montoya en el Conservatorio Flamenco de Casa Patas (Madrid). Participa como guitarrista y corista en diversos proyectos musicales hasta llegar al teatro con Memoria.

Sobre Memoria, por Sergi Belbel

El trabajo dramatúrgico que Virginia Rodero realiza por primera vez como autora posee la grandeza de la simplicidad, la nobleza de la sinceridad y la profundidad humana de las grandes historias.

Emociona comprobar cómo una persona tan joven decide bucear en el pasado de su tierra para dar voz (y cuerpo) a mujeres silenciadas por nuestra historia que lucharon por la libertad y por un país y un futuro mejores.

La contundencia de esas sencillas, anónimas, pero inmensas mujeres (humanamente hablando) convierten la 'investigación dramatúrgica' de Virginia Rodero en algo de gran calado que, además de informar sobre momentos ignorados de un pasado mucho más reciente y próximo de lo que se nos quiere hacer creer, nos golpea, emocionalmente e intelectualmente.

Su escritura, además, no parece primeriza, por su sensibilidad y la madurez con que domina los recursos de la teatralidad escénica.

 

  • Ángela San Juan