Sábado, 18 de agosto de 2018

Boda privada al aire libre

Te mostramos cómo organizar una boda al aire libre en el jardín de tu casa. Una boda más íntima no quiere decir menos especial

El día de la boda es un momento muy especial para ambos contrayentes. Algunas parejas deciden que, lo mejor, es ahorrarse algo de dinero en el banquete celebrando este día tan especial en el jardín de su casa privada.

 

Habrá quien le parezca una boda poco convencional y ahí está lo interesante. Una boda con pocos invitados, dependiendo del espacio del que uno disponga en el jardín. Tal vez no sea del todo una boda tan tradicional con muchos invitados pero se puede convertir en un gran evento elegante, distinguido y exclusivo solo para familia y amigos más cercanos. ¿Cómo organizar una boda en un jardín?

Organizar a los invitados

Este tipo de celebraciones, en un jardín privado, puede limitar mucho la asistencia de invitados al evento. Puede ser una buena solución para no tener que pagar un lugar de celebración pero no se podrá invitar a todo el mundo. Dependiendo del espacio así debe ser el número de invitados.

 

A la hora de la comida, si la zona no es muy grande, se puede optar mejor por hacerlo en forma de cóctel que sentados en mesa. Esta es una buena manera de socializar y que la fiesta sea mucho más divertida. Sentados en una mesa solo se puede hablar con quien tienes más cerca. Es otra manera de disfrutar de los amigos y la familia.

Haz una lista e invita solo a los más allegados. No será una fiesta aburrida. ¡Al contrario! Se disfruta más porque en ella está quien realmente se quiere.

A la hora de comer se puede usar una vajilla más especial para dar un toque elegante al evento. Si se contrata un catering suelen poner todo lo necesario pero, si quieres ahorrar algo, puedes mirar este ranking de las mejores vajillas baratas y escoger la que más te guste.

Diseña espacios separados

 

Lo mejor de una fiesta en tu propio jardín privado es poder decorarlo a tu gusto y como quieras. Aunque no sea un espacio demasiado grande se pueden usar métodos sencillos para delimitar espacios para el cóctel, para el baile o para que los niños que asistan puedan jugar sin molestar a los adultos.

Puedes pintar alguna pared del jardín de un color más llamativo, que atraiga la atención, donde colocarás el cóctel. Así los invitados sabrán dónde deben ir para poder llenar el estómago. Si no sabes que puede queda bien o quieres un color específico, en caso de ser una boda temática, puedes consultar con un pintor barcelona que te aconseje para tomar la mejor decisión.

Aunque un cóctel sea de pie se pueden poner algunas sillas bien decoradas o bancos alrededor del jardín para que los invitados puedan sentarse tranquilamente cuando estén cansados.

Otra manera de conseguir separar un ambiente es colocando Pérgolas Pergomadera quizás para delimitar la zona de baile. Las pérgolas quedan muy elegantes y consiguen una decoración muy especial.

Fotografías muy especiales

 

Una boda puede ser muy exclusiva pero no quita que sea un momento para pasarlo bien y disfrutar. Algo que gusta a todo el mundo que asiste a este tipo de eventos es tener un buen recordatorio de ese día. ¡Qué mejor que una bonita foto! O más de una.

En esta época en la que la tecnología lo inunda todo, casi, que no hace falta un fotógrafo especializado para hacer esas fotos tan especiales de la boda. Que no quita para que puedas contratar a un buen experto que inmortalice ese maravilloso día. Pero, como decíamos, ahora la tendencia es hacer selfies y subirlos a las redes sociales. Qué mejor que tener un espacio especial para estas fotos colocando un escenario de photocall. Comprar un Photocall de Instagram para tu boda es la idea perfecta para que, tanto los invitados como la feliz pareja, inmortalice con multitud de fotos este día tan especial.