Miércoles, 22 de agosto de 2018

Investigadores de las Universidades de Coimbra y Valladolid demuestran la autenticidad del cuadro perdido de Gustav Klimt

El hallazgo de unas firmas ocultas evidencia la autoría de ‘Trumpeting Putto’

Fragmento de la obra de Klimt, ‘Trumpeting Putto’

Después de cinco años de intensos estudios, un equipo internacional procedente de las universidades de Valladolid (España), Coimbra (Portugal) Hannover y Mainz (Alemania), al que se unieron posteriormente las universidades de Shizuoka, Tsukuba, Yokohama y Tokushima (Japón) ha conseguido pobrar la autoría de ‘Trumpeting Putto’, uno de los primeros cuadros del pintor austriaco Gustav Klimt, lo que pone fin a la fuerte polémica suscitada en torno a esta obra, que se creía perdida.

De entre las muchas pruebas de autenticidad obtenidas por los investigadores, destaca el hallazgo de dos firmas de Klimt que se encontraban escondidas en la parte frontal y trasera del cuadro.

La polémica comenzó en 2012, cuando el coleccionista Josef Renz adquirió la obra, que había sido encontrada en un garaje del norte de Austria. En ese momento, peritos e historiadores de arte cuestionaron su autenticidad en varios medios de comunicación de todo el mundo, ante lo cual se decidió someter al juicio de investigadores multidisciplinares su valoración.  

Recordemos que la obra en cuestión, ‘Trumpeting Putto’, se hallaba en el techo del apartamento de Viena en el que el pintor vivió entre 1883 y 1892. La obra desapareció durante la instalación del ascensor en el edificio y se pensó que había sido destruída.

Benilde Costa, del Departamento de Física de la Facultad de Ciencias y Tecnología de la Universidad de Coimbra, integró el equipo internacional desde el inicio del estudio de la obra. Especialista en Espectroscopia de Mössbauer, la profesora aplicó esta técnica al estudio del cuadro, utilizando un espectrómetro portátil cedido por la NASA. Esta técnica supuso una gran contribución, pues “permitió identificar los pigmentos usados en la pintura sin ser necesaria extracción de muestras”, explica Benilde Costa.

El cuadro, que ha sido completamente restaurado, se ha presentado hoy en el Museo Sprengel Hannover (Kurt-Schwitters-Platz). Coincidiendo con el centenario de la muerte de Gustav Klimt, estos científicos han explicado todos los trabajos de recuperación realizados en la que es una de sus primeras obras, que se juzgó perdida.

‘Trumpeting Putto’ es una gran pintura circular, con casi 1,70 metros de diámetro. Una vez descifrada su autoría, los estudios continúan, ahora ya, bajo la vigilancia de las policías alemana y austriaca, dado que se trata de un cuadro extremadamente valioso.