Lunes, 24 de septiembre de 2018

Una bandada de buitres acaba con una novilla y su ternero recién parido

En una explotación de Gema, pedanía de la localidad de Yecla de Yeltes
Madre, herida de muerte, y ternero recién parido muerto por los buitres

Una bandada de buitres han acabado con una novilla recién parida  y su ternero en una explotación de Gema, pedanía de la localidad de Yecla de Yeltes, en la comarca de Vitigudino.

La imagen que se encontraron los propietarios no pudo ser más dantesca. La  novilla estaba pariendo y los buitres esperaron para comer al ternero. A la madre, que no acabaron con su vida, le ocasionaron graves daños, por lo que tuvo que ser sacrificada.