Lunes, 20 de agosto de 2018

La Fe bajo el cielo despejado 

La ausencia de lluvias deja brillar la procesión de la Hermandad del Silencio sin necesidad de acortar el recorrido
Momento de partida de la procesión de la Hermandad del Silencio / Foto: Alejandro López

La procesión más larga de la Semana Santa salmantina protagonizó la tarde de este sábado con sus cuatro kilómetros de recorrido desde la iglesia de Jesús Obrero, en la carretera de Ledesma, hasta la Plaza Mayor. Los pasos procesionales mantuvieron el recorrido estrenado tres años atrás, donde se omitió la entrada y llegada por el arco del Ayuntamiento. Tras una Semana Santa pasada por agua, la procesión de la Hermandad del Silencio se pudo efectuar tal y como estaba prevista, sin acortar recorrido como ha ocurrido en pasadas ediciones.

Cada tarde de Sábado Santo, la Hermandad de barrio más conocida y venerada de nuestra ciudad, partió desde la Parroquia de Jesús Obrero, acompañado de cientos de personas que escoltaban al Cristo de la Vela y Nuestra Señora del Silencio para vivir su Fe y orar juntos; llenando de pasión y fidelidad, y con la ilusión de siempre, los 4 kilómetros de calle recorridos en la procesión.

Lo pasos de este año no llevaron consigo ninguna novedad, solo hizo falta la ilusión y la Fe de los asistentes para hacer del encuentro algo que se vive como si fuera la primera vez.

Imágenes Titulares

-Cristo de la Vela. Crucificado indocumentado de principios del s. XX procedente del Colegio de las Trinitarias, elaborado en escayola es posible que provenga de los talleres de imaginería de Olot. Desfila en plano inclinado sobre andas de carga interior. El Santísimo Cristo de la Vela, representa a un crucificado con los ojos abiertos y la cabeza apoyada sobre uno de sus brazos representando el momento de transición que supone el Sábado Santo en una reflexión hacia la Vigilia Pascual.

-Ntra. Sra. del Silencio. Dolorosa de estilo castellano tallada en 1990 por Enrique Orejudo e incorporada al desfile un año después. Representa a María volviendo del Sepulcro con la mirada perdida y las manos entrelazadas y vacías. Para los colores de su vestimenta se han tomado los de la hermandad, siendo la túnica roja y el manto negro, ricamente estofados ambos. Es portada por turno de carga femenino sobre andas de carga interior.

-La Palabra de Dios. Biblia abierta tallada en madera por Enrique Orejudo en 1988. En la página de la izquierda se muestra la rica ilustración de un calvario y en la derecha el texto "Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu".

En Detalle

Hábito: Los nazarenos visten túnica negra, escapulario bordado con el emblema de la hermandad y capirote (hermanos de cirio) y esclavina (hermanos de paso y niños) en color rojo.

Emblema: Sobre fondo negro se muestra una vela encendida en referencia al nombre de su titular inscrita en una corona de espinas roja.

Pasos: Santísimo Cristo de la Vela (Anónimo, S. XX), Nuestra Señora del Silencio (Enrique Orejudo, 1990) y La Palabra (Enrique Orejudo, 1988).

Recorrido: Parroquia de Jesús Obrero, Carretera de Ledesma, Valverdón, Avenida Villamayor, Plaza de la Fuente, Santa Teresa, Plaza de los Bandos, Zamora, Plaza Mayor (atravesándola por el centro), Plaza del Poeta Iglesias, Quintana, Plaza del Corrillo, Íscar Peyra, Prior, Plaza de Monterrey, Bordadores, Úrsulas, Arriba, Plaza de la Fuente, Avenida Villamayor, Valverdón, Carretera de Ledesma y Parroquia de Jesús Obrero.

Sede Canónica Parroquia de Jesús Obrero: Situada en el barrio de pizarrales, la Iglesia de Jesús Obrero no se encuentra dentro del casco antiguo. Desde hace unos años se pueden visitar las imágenes que procesionan con la Hermandad del Silencio en su capilla.

 

Fotos: Álex López