Viernes, 21 de septiembre de 2018

El Mercado de Ganado genera un movimiento de más de un millón de euros cada semana

Registra 111.000 cabezas en el último año, un 8,34 por ciento más de asistencia que durante 2016
Una de las naves que cada lunes acoge ganado bovino en el recinto del Mercado. Fotos: Alejandro lópez

El Mercado de Ganado de la Diputación sigue transformándose y ampliando instalaciones con una nueva nave fija, situada en la zona exterior en la que, durante Salamaq, se ubicaba la carpa de la raza charolesa. Nueva instalación que, en principio, no se destinará a nave ganadera para acoger el mercado semanal al disponer de otras cuatro. “Creemos que, de momento, hay espacio suficiente con las cuatro naves, con capacidad hasta 3.400 cabezas aproximadamente”, afirma el gerente, Fernando García.

La que ahora se construye se destinará a otras actividades, durante Salamaq o en otros periodos, de manera que pueda ser compatible la celebración del mercado de cada lunes con otras actividades en el interior. Un paso más para un recinto que el último año ha registrado la asistencia de 110.967 cabezas, con ganado procedente de las provincias de Salamanca, Ávila, Palencia, Zamora, León y de las comunidades de Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía. Julio, con 13.977; mayo, con 12.750 y octubre, con 11.920, han sido los meses de mayor presencia.

Estas cifras suponen un incremento del 8,34% en relación al año 2016, cuando fueron 102.427 cabezas, convirtiéndose también en el mercado más importante de terneros camperos. Si en el año 2015, la media semanal fue de 2.110 animales por mercado, durante 2017 se han alcanzado los 2.310, un incremento que Fernando García atribuye a la puesta en marcha del programa de reserva anticipada y a la reforma de la nave I, adaptándola para cumplir la normativa sobre bienestar animal.

Una evolución que permite a este recinto mover semanalmente en torno a 1,1 millones de euros en transacciones. Cifras que poco tienen que ver con las 39.063 cabezas de 2009 o los 63.283 animales de 2012. Una evolución favorable en la que ha tenido mucho que ver la notable mejoría de la sanidad animal –brucelosis, tuberculosis o la ‘lengua azul’- y la modernización de las instalaciones. Fernando García también hace referencia a la desaparición del mercado de vacuno de Talavera de la Reina por las restricciones sanitarias, “uno de los más importantes”, hecho que también puede haber incidido en el incremento de ganado en el mercado salmantino. Reserva anticipada de corrales Convertido en punto de encuentro semanal para ganaderos y tratantes, el gerente destaca la agilidad de la aplicación que permite realizar las reservas de los corrales a través de cualquier dispositivo informático.

“Los mercados presenciales de ovino tienden a desaparecer, hay otras vías de comercialización”

El usuario tiene que darse de alta al acceder a la web –se le asigna un usuario y clave- y queda incorporado al programa. A partir de ahí puede elegir corral en función de las cabezas. Las naves I y II están distribuidas para terneros, machos y hembras, y la nave III para reproductores, también machos y hembras, además de la nave IV, la mixta, con cada corral numerado. Como explica el gerente, en el programa informático se especifica quién reserva, cuándo y el número de cabezas, generando un documento de reserva al usuario, con todos los datos y la nave asignada. De estar completas las naves, el solicitante puede reducir el número de cabezas o esperar anulaciones. Pero a la hora de reservar también se tiene muy en cuenta la seguridad y es que, como afirma Fernando García, no es lo mismo manejar los terneros que los reproductores ‘de carácter’ que llegan al mercado, por lo que a la hora de reasignar corrales, los reproductores no pueden ir a los corrales habilitados a terneros.

“Las medidas de seguridad en el espacio habilitado para reproductores son mayores”, aunque en el caso de Salamanca, el 90% del ganado que acude son terneros, de ahí que cuenten con dos naves y más espacio. Bienestar animal y seguridad son dos pilares sobre los que gira el funcionamiento de un recinto que cada lunes recibe a partir de las 7.00 horas camiones cargados de terneros, a tres veterinarios -encargados de los controles sanitarios y administrativos- y al personal administrativo y trabajadores del recinto, preparados para una jornada laboral que se prolonga durante horas.

Mercado y Lonja

Una de las señas de identidad del recinto salmantino es, junto a la presencia de vacuno, la celebración de la Lonja con las cotizaciones que semanalmente se establecen en vacuno de vida y carne, ovino, porcino blanco, porcino ibérico y despiece, cereales y patata. Son las mesas de cada sector, compuestas por productores y compradores, los que debaten y fijan precios semanales. Un acuerdo que después sirve para realizar las operaciones de compra-venta, teniendo como referencia la evolución de precios de la Lonja salmantina.

Y sobre la posibilidad de recuperar para Salamanca el extinto mercado de ovino, Fernando García afirma que el mercado presencial “tiende a desaparecer” porque hay otras líneas de comercialización, vía cooperativas fundamentalmente. “No hemos tenido una demanda para retomarlo”. Un recinto de 300.000 m2 Las instalaciones donde cada lunes se celebra el mercado ocupan una superficie de más de 300.000 metros cuadrados que se ha ido renovando, modernizando y ampliando.

Al pabellón central con casi 7.000 metros cuadrados, utilizado en exposiciones, certá- menes diversos como Salamaq y otras actividades, se suman las naves cubiertas de ganado con 16.800 metros cuadrados y dos pabellones circulares. Dispone, además, de un anillo de exhibiciones, con una superficie de 2.300 m2, para 3.000 personas sentadas en graderío cubierto y que se destina a exhibiciones, concursos y a todo tipo de espectáculos. Dos pistas de pruebas, alojamiento para cuidadores de ganado, lazareto, nave de desinfección de camiones o nave almacén y báscula completan unas extensas instalaciones con un aparcamiento exterior con capacidad para 3.000 vehículos ligeros y 300 autocares.