Las Arribes al día

Casi 3.500 personas piden con su firma el mantenimiento de la presa de Yecla de Yeltes

El diputado del PSOE, José Francisco Bautista, y el edil Nisi Marcos, promoverá ahora el apoyo entre los alcaldes de la comarca

José Francisco Bautista y Nisi Marcos en el momento de entregar las firmas en la CHD

El diputado provincial del PSOE y alcalde de Hinojosa de Duero, José Francisco Bautista, y el concejal socialista de Yecla de Yeltes, Dionisio Marcos, registraron este viernes en las oficinas de la Confederación Hidrográfica del Duero en Salamanca 3.500 firmas por las que sus autores piden que se mantenga en las condiciones actuales la presa ubicada en el río Huebra a su paso por este municipio.

Como señalaba Bautista a este diario, “la mayoría de las firmas han sido recogidas por ‘Nisi’ Marcos”, labro que ha llevado a cabo de dos maneras, unas 1.750 firmas físicas escritas en papel, y otras 1.730 en documento digital.

Asimismo, el diputado socialista informó de que “se va a enviar una carta a todos los alcaldes de la comarca pidiéndoles apoyo para que se mantenga la presa. En ambos casos, tanto las firmas como la carta de los ayuntamientos se remitirán al presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero”.

Directiva Marco del Agua

Hay que recordar que desde 2011 la CHD viene insistiendo en el proyecto de demolición de esta infraestructura con el argumento del mandato europeo para la mejora de la calidad de las aguas. El proyecto se incluye en la Estrategia Nacional de Restauración de Ríos (ENRR), conjunto de actuaciones cuyo objetivo es la mejora y recuperación de los ecosistemas fluviales en consonancia con el artículo 11 de la Directiva Marco del Agua, en el que se establece que para lograr la consecución de los objetivos medioambientales del artículo 4, los Estados miembros establecerán un programa de medidas en sus respectivos ámbitos hidrográficos. La presentación oficial de dicha Estrategia se realizó en la cuenca del Duero, mediante la celebración de una jornada diseñada a tal efecto en febrero de 2007.

Concesión de los años 60

Esta presa formaba parte de una concesión administrativa a nombre de los municipios de Vitigudino y Yecla de Yeltes, expedida en los años 60 para abastecimiento de agua, y como consecuencia de la revisión sistemática de todos los aprovechamientos anteriores a la Ley de 1985, un mandato legal de la legislación de Aguas española, la revisión del expediente de concesión tuvo como consecuencia la extinción del derecho en tanto que ninguno de los ayuntamientos comunicó su interés en mantener el aprovechamiento, demostrando que llevaba más de tres años sin ser utilizado, lo que es causa automática de extinción del derecho.

Recurso para la ganadería

En cualquier caso, vienen siendo los ganaderos, especialmente los propietarios de las parcelas colindantes al cauce, los que ejercen un aprovechamiento permanente de este recurso. Esto, junto con el coste de las obras que supondría su derribo, son algunos de los motivos por los que la CHD había retrasado una decisión que ya comenzó a sopesar hace algunos años.

Junto a las explotaciones adyacentes al cauce, este tramo del Huebra es un recurso extraordinario para el resto de ganaderos de esta pequeña localidad de 285 habitantes, especialmente en momentos de sequía, pues los accesos construidos tras la concentración parcelaria permite al resto de ganaderos el llenado de cisternas para el transporte de agua a sus respectivas explotaciones.

Es por tanto, que los ganaderos estiman que convendría reconsiderar el aprovechamiento de esta presa como recurso ganadero, tal y como lo hacen los agricultores de regadíos con cientos de azudes que se reparten por toda la cuenca hidrográfica.

Al mismo tiempo, el cumplimiento de la Directiva Marco del Agua quedaría salvado con la creación de escalas para el remonte de los peces, pues la altura, metro y medio de aliviadero, sería fácilmente sorteable con este sistema. A todas estas circunstancias cabría sumar que se trata de un río de aluviones.   

 

  • Las compuertas quedaban abiertas y selladas en enero de 2016