Martes, 16 de octubre de 2018
Alfoz al día

Los Servicios Sociales del Ayuntamiento atendieron a casi 2.500 personas durante 2017

SANTA MARTA | La concejala del área, Andrea García, señala que en últimos años está siendo uno de los municipios con mayor número de tramitaciones de ayudas en materia de emergencia social de la provincia
La concejala de Bienestar Social, Andrea García. Foto: Alejandro López

La concejala de Bienestar Social, Andrea García, presentó hoy la memoria de las actuaciones que se han realizado en el último año en el área de Servicios Sociales del municipio.

Santa Marta de Tormes desde los últimos años está siendo uno de los municipios con mayor número de tramitaciones de ayudas en materia de emergencia social de la provincia, a lo que se suma la novedosa convocatoria de Ayudas de Emergencia social municipal que el Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes creó en el año 2016. Ambas se complementan con las ayudas económicas de emergencia atendidas en coordinación con la Oficina de Atención a Familias en Riesgo de Desahucio de la Diputación de Salamanca (también llamadas Ayudas de Emergencia Social Extraordinarias) que están siendo tramitadas desde el último trimestre del año 2013.

Las ayudas de emergencia han cubierto necesidades básicas de subsistencia y de vivienda en su concepción ordinaria (abono de alquiler en su mayoría ante riesgo de desahucio por impago de alquiler, y abono de recibos de luz), tanto en el caso de las ayudas que procedían de la Diputación de Salamanca, como en el caso de las municipales. En el caso de las ayudas de emergencia social extraordinarias, se han destinado al abono de cuotas hipotecarias adeudadas y el objetivo era el de tratar de solventar un posible riesgo de desahucio y, por otra parte negociar una reducción en la cuota hipotecaria mensual.

Cabe destacar que en 2017 que tan solo se ha gestionado una ayuda de emergencia social extraordinaria, por insolvencia hipotecaria, en cómputo general ha existido en 2017 una reducción en la demanda, tanto de las Ayudas de emergencia social ordinarias como de las extraordinarias, de la Diputación de Salamanca, que se infiere se deba a una mejora de la estabilidad económica durante ese año, y al acceso a otras prestaciones como la Renta Garantizada de Ciudadanía de carácter mensual.

La característica de la prestación de ayuda de emergencia social es que es puntual y que no es periódica.

Las Ayudas de Emergencia Social del Ayuntamiento han alcanzado la cifra de 15, con una cuantía de 8.470,83 euros, ofertados desde el Ayuntamiento, lo que supone un incremento del 53% y 69 solicitadas a la Diputación de Salamanca, con una cuantía de 35.890,35 euros concedidos.

A ello se unen también las Ayudas del Convenio entre la Junta de Castilla y León y Convenio Iberdrola, destinadas a evitar el corte de suministro eléctrico y que han ascendido a 402,84 euros para beneficiar a 2 familias.

Desde los Servicios Sociales del Ayuntamiento se realiza también un seguimiento continuo de las familias que acceden a la prestación de Renta Garantizada de Ciudadanía. Este 2017 se han realizado revisiones o valoraciones iniciales a 39, un número que se va acumulando a las de las familias valoradas otros años que continúen en la misma situación percibiendo Renta Garantizada de Ciudadanía.

Durante el año 2017, además, un total de 115 expedientes fueron impulsados para la valoración o revisión de su situación de Dependencia. Se ha mantenido el número de valoraciones de dependencia con respecto al año anterior. Para ello hay que tener en cuenta que la población solicita revisiones por empeoramiento, o cuando se trata de menores se valoran de nuevo por tramos de edad a medida que cumplen años; también pueden incluir revisiones de oficio o de los particulares sobre su situación de dependencia, ya que el seguimiento está abierto a todos los casos de dependencia valorados en años anteriores.

Asimismo se observa que se han descendido las reagrupaciones familiares e informes de arraigo social de inmigrantes, con 7 unidades familiares valoradas, un número inferior al año anterior.

En cuanto al servicio de ayuda a domicilio en la actualidad hay un total de 27 familias beneficiadas, lo que supone un incremento del 22, 73% de unidades familiares que la perciben actualmente. En total son 30 las familias en alta con seguimiento.

El número de beneficiarios del servicio de teleasistencia en el año 2017 asciende a una media de 53 personas, una proporción que se mantiene con respecto al año anterior en que 53 personas recibían el servicio.

Con respecto a la beca municipal de libros infantil se recibieron un total de 88 familias solicitudes de libros para Educación infantil, de las que se concedieron 58 becas, de 100 euros cada una, por un importe un total de 5.800 euros. Se observa un incremento de un 3,53% de solicitudes con respecto al año pasado, pero las concesiones se han reducido en un 13% debido a que las solicitudes que fueron denegadas superaban todas el umbral de renta establecido, habiéndose mantenido dicho umbral durante las últimas convocatorias.

Las ayudas ofertadas del fondo de alimentos beneficiadas por el programa de alimentos del Ayuntamiento han servido para atender a un total 26 familias, que recibieron ayuda en dos fases, una primera en la que se repartieron 1.150,97  kilos y una segunda con un total de 1.549,71 kilos, lo que hace una suma de 2.700,68 donados desde Cruz Roja.  

En cuanto a las tarjetas de estacionamiento para personas con discapacidad en 2017 se recibieron 24 solicitudes nuevas de concesiones de tarjetas, 12 renovaciones, además de las 12 nuevas.

En cuanto a las derivaciones que se produjeron para atención psicológica o logopedia fueron de 36 las familias nuevas derivadas, lo que supone un incremento de las derivaciones al equipo psicosocial en un 80%.

Sobre las derivaciones de los programas de atención a familias de la Diputación de Salamanca, durante este periodo se está trabajando con seis unidades familiares y 11 menores, en las que  estos equipos compuestos por psicólogos y pedagogos especializados intervienen in situ semanalmente en los domicilios de las unidades familiares en los que existen menores, coordinándose con las trabajadoras sociales de la UTS para la realización de los seguimientos y coordinación oportunas, con reuniones semanales o quincenales dependiendo de la casuística familiar.

Asimismo la Unidad de Trabajo Social del Ayuntamiento realiza reuniones semanales con la animadora de la Diputación para el seguimiento de familias beneficiarias de Renta Garantizada de Ciudadanía; asiste a convocatorias del Plan Regional contra la violencia en el mundo rural, a reuniones mensuales de coordinación con el servicio de ayuda a domicilio para seguimiento de las familias beneficiarias, establece coordinaciones con el Sacyl para abordar problemáticas detectadas a través de los sanitarios y realiza un seguimiento de personas beneficiarias por dependencia de la prestación de cuidados en el entorno familiar.

Además en el año 2017 dos unidades familiares solicitaron la adaptación de su vivienda acogiéndose al convenio entre el Leroy Merlin y el Ayuntamiento, resueltas ambas de forma favorable, y que consistieron en la adaptación de cuarto de baño, con sustitución de bañera por plato de ducha.

Asimismo se llevó a cabo la captación de 12 mujeres interesadas en las sesiones grupales establecidas por MEDIAREN en los meses de mayo y junio, gracias a la colaboración con el curso de habilidades y empoderamiento de la mujer.

A esto se suman las atenciones que prestan las trabajadoras sociales en el despacho, que en este último año han ascendido a 2.221, escasamente inferior al año anterior.

En total podemos hablar de que casi 2.500 personas pasaron por los servicios sociales dependientes del Ayuntamiento para realizar cualquier tipo de consulta o bien para que su caso fuera atendido.