Miércoles, 13 de noviembre de 2019

La Policía Local reivindica en la calle la jubilación anticipada a los 60 años y la equiparación salarial

Los agentes denuncian el mal estado de los equipos de transmisión y exigen la renovación de un vestuario que reciben “a cuenta gotas”
Protesta de los agentes de la Policía Local de Salamanca

A las recientes protestas en la calle de jubilados, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, funcionarios de Justicia y trabajadores de Servicios Sociales, se ha sumado hoy la Policía Local de Salamanca, con una manifestación ante la subdelegación del Gobierno, que después se ha trasladado hasta el Ayuntamiento. Los agentes exigen al ministro Montoro y a Mariano Rajoy que permita la jubilación anticipada para este cuerpo a los 60 años, petición que cuenta con el visto bueno de ayuntamientos y agentes sociales, “sin ocasionar perjuicios a las arcas de la Seguridad Social”, explicó José Antonio Rodríguez, de UGT.

Los sindicatos CCOO, UGT, CSIF, CSL y COP, agrupados en la Plataforma Nacional por el Anticipo de la edad de jubilación de los Policías Locales, piden eliminar la discriminación que sufren en relación a otros cuerpos policiales, a los que sí se les permite la jubilación anticipada y reconocida a los 60 años. Para los sindicatos, “no es de sentido común que un policía esté en la calle con 60-61 años” por lo que es una medida “que interesa a todos, se renuevan las plantillas y se crean puestos de trabajo”.

En la misma línea, Carlos García, de CSIF, manifestó que esta petición, “que Montoro está retrasando”, contribuiría a rejuvenecer las plantillas de las policías locales. En Salamanca, son unos 34 los profesionales que ya están en segunda actividad en una plantilla que este año cuenta con la incorporación de 20 nuevos agentes.

A la demanda que realizan los sindicados de la jubilación anticipada, se suma también la equiparación salarial con las plantillas de otras ciudades de Castilla y León, la mejora de los equipos transmisiones con los que trabajan así como la renovación de un vestuario que dan “a cuenta gotas”.