Viernes, 15 de noviembre de 2019

Xê, menino, não fala política

Decían que Curro Romero debería tener un burladero en la Maestranza para que fuera siempre que hubiera corrida; así, si veía que a un toro le podía dar una verónica de las suyas, estaría ahí para hacerlo… para gozo del respetable.

El verso del título pertenece a “Velha chica”, una canción que habla de Angola  Pero me sirve hoy porque el rechazo a “la política” tiene rabiosa actualidad… desde hace bastantes años. Así como que los mayores le digan a los jóvenes algo parecido al título… Y viceversa.

Mis dos patrias, México y España, hoy por hoy, tienen presidentes cuestionados, en lo político y en lo personal; yo también los cuestiono en muchos aspectos, pero también creo que no cualquiera llega a esos niveles, así que considero que algo han de tener, aunque no siempre sea evidente.

¿Por qué lo digo? Les cuento: en México, estamos en campaña: hubo precampañas, ahora intercampañas y el Viernes Santo inician las campañas propiamente dichas (va el chiste fácil: ¡qué cruz!).

Las campañas, en plural, por lo que el concepto “la madre de todas las elecciones” está usándose con profusión; eso sí, hay muchas elecciones aunque, en realidad, se resumen en una: la presidencial…

En el periodo actual, hay acusaciones y golpes bajos bastante altos de unos y otros. El concepto “uso faccioso” también se está volviendo habitual.

Hay quien usó de manera facciosa los anuncios a los que su partido tenía derecho; hay quien, de plano, habiendo pasado por varios, se montó un partido, o sea, usó de manera un tanto facciosa la ley electoral… y los anuncios correspondientes.

Por supuesto, ambos acusan ahora el uso faccioso de las instituciones por parte del gobierno; de un gobierno que, la verdad, hay que señalarlo, parece elefante en cristalería, y digo parece porque, haga bien o mal, suele comunicar pésimamente lo que hace…

Por esto último que señalo, se acusa al actual presidente de querer atacar a un candidato para “sacarlo de la boleta” y que así quede la pelea entre dos, uno de ellos el suyo.

Se dice también que ya tiene acuerdo “en lo oscurito” con el candidato más contrario a sus planteamientos, para que si gana “no le haga nada”.

Sin embargo, también he leído que, en realidad, el presidente está victimizando al candidato que señalé en primer lugar para que crezca, porque es, en realidad, su “plan B”.

Vamos, que el presidente, al que menosprecian por tener pocas luces, tiene un plan A, reconocido, pero los otros candidatos con posibilidades son sus planes B1 y B2; o sea, va a ganar sí o sí

Yo solo digo que, si conceptos tan contradictorios son ciertos, los tontos me da que son otros; vamos, que a alguien tan hábil lo deberían hacer presidente de algo muy gordo, trascendental y mundial, yo qué sé, la FIFA o la Coca Cola, por decir.

Decían de Curro Romero que debería tener un burladero en la Maestranza para que fuera siempre que hubiera corrida; así, si veía que a un toro le podía dar una verónica de las suyas, estaría ahí para hacerlo.

No sé si me ha quedado comprensible la especie de metáfora; mejor hago caso a la canción de la que hablaba: “Xê, menino, não fala política”…

@ignacio_martins

https://www.facebook.com/ignaciomartinescritor

www.ignaciomartin.com

nachomartins (Instagram)