Jueves, 20 de septiembre de 2018

No quiero que por ser mujer...

Nunca he creído que por ser mujer deba tener tratos especiales. De creerlo estaría reconociendo que soy inferior a los hombres, y yo no soy inferior a ninguno de ellos (Madame Curie).

Vamos a hablar de la parte que todas ustedes callan y que hoy he sentido pena cuando compraba en una gran superficie y chavalas que supongo que mejor estaban en clases que comprando bebidas de baja graduación en alcohol (vino joven) y tarta ¿Qué celebraban?, ser mujer no es menos que ser hombre, es diferente, y siempre seremos diferentes, nuestro sistema hormonal no es por suerte igual al de ellos, nosotras parimos y el amor que sentimos por nuestros hijos no es mejor, ni peor, es sencillamente diferente.

 A los 17 años mis amigas en su mayoría ya estaban buscando marido y bicho raro eras si no  tenías un muchacho que te acompañara, y tonteara con fines más, qué meno serios, vamos como se decía fuera tú novio, Yo tenía muy claro que nadie me iba a mantener y debía prepararme para buscarme la vida.

Posteriormente la mayoría no quería hacer una licenciatura de 5 años, porque era demasiado tiempo y mientras yo estudiaba, ellas iban a la discoteca a buscar el futuro  marido.

Trabajé en el Estado y cobré igual al varón, en lo privado cobré lo que yo creía debía  recibir como emolumento por atender a mis pacientes,  muchas veces... nada, por carecer de medios económicos, cuando fui  Jefa de Servicios Informativos, tuve a mi cargo hombres y mujeres, sigo siendo amiga de  todos, y están dispuestos a ayudar si pido su favor.

 Ustedes no son feministas, siento decirlo por quienes hoy se han manifestado y son de mi edad,  a las chavalas no se les puede pedir otra cosa, son fieles y siguen  consignas, cantan, asaltan iglesias,chillan, no se desvían del recorrido marcado, forman piquetes violentos, mezclan todo, como  en una mala paella, no dejan espacio para cosas tan serias como hoy  se reivindicaban, y que juntan, saben mal,amargan,carecen del valor que cada una por si sola ya merece repensar la forma de vida de muchas mujeres, por mucho que fueran 4 millones de chavalas y algunas mujeres ancianas a secundarlas, separen la paja del grano y luego pidan con fundamento y educación. ¡claro que se puede chicas! mientras unas aprovechadas borren la parte pensante y reflexiva de vosotras,secuetren la libertad, son esas que luego ocupan puestos directivos con menor formación que vosotras, recordar,no olviden, que para nada les va importar  su dedicación al estudio, a formarse, a horas sin dormir dedicadas a adquirir fuentes de conocimientos, la meritocracia tan importante en nuestra sociedad y tan poco valorada . No la reconocerán , aprovechen la juventud se pasa  y ya no queda tiempo para mejroar el futuro.

 Yo nunca quise ser hombre, me siento muy bien como mujer, luchando desde “ser mujer” por mí, por vosotras, por todas las mujeres del mundo, no quiero regalos varoniles por nacer fémina, ni favores especiales,soy igual que ellos y ellos igual que yo, soy femenina, nunca feminista, y la historia de la mujer  y la inclusión al trabajo, no se hizo como quizá algunos hoy os la han vendido, estudiar, formaros en lo que os guste, luego vendrán las oportunidades, jamás desaproveches ninguna, ni desees ser considerada especial “Por ser mujer” recuerda,  quien grita tanto, poco aporta. Ya día 9,veremos si algo comienza a cambiar,de momento hemos sido el país con mayor  salida a la calle ¿Es bueno? o...

 A mí no me dan pena las gritonas, simplemente pienso que están degradando el concepto de ser mujer, nos muestran como un animal en vías de extinción. Yo quiero ser mujer y femenina.