Martes, 18 de septiembre de 2018
Alba de Tormes al día

Vecinos de Los Balcones de Alba denuncian la pasividad municipal ante los graves problemas que sufre la urbanización

ALBA DE TORMES | Malos olores, fugas en las tuberías, días sin poder usar la ducha ni los electrodomésticos y un parque infantil en el olvido
Estado del agua el pasado 4 de marzo

La paciencia de los vecinos de la Urbanización 'Los Balcones de Alba' se ha agotado. A través del presidente de la comunidad, Pedro Antonio Sánchez, han decidido realizar una denuncia pública ante la pasividad municipal de los problemas que sufren y que suponen un trastorno en su vida diaria. Desde el pasado mes de junio han cursado varias peticiones a través de su gestor para conseguir una reunión que nunca se ha producido. "Ni tan siquiera hemos obtenido respuesta", afirma Sánchez.

Agua turbia: Sin ducha ni uso de electrodomésticos

El pasado 4 de marzo, el color turbio volvió a hacer acto de presencia en el agua "potable" en las casas de los vecinos. "En ocasiones no podemos utilizar los electrodomésticos, ni tampoco ducharnos, acarreando graves problemas", afirma Pedro Antonio Sánchez. El presidente de la comunidad asegura que "desde hace dos años nos dicen que están a la espera de un documentado de la Diputación para conectar el agua que procede de Terradillos".

Fugas en las tuberías de la urbanización

Desde hace varios meses se producen fugas en las tuberías de la urbanización. Pedro Antonio Sánchez asegura que "a pesar de haber llamado personalmente al concejal de Urbanismo Manuel Iglesias, todo sigue sin arreglarse".  Las fugas hacen que las bombas estén prácticamente las 24 horas en funcionamiento, lo que supone a los vecinos un gasto de corriente adicional "que en ocasiones se dispara".  

Mal estado del parque infantil

Destrozado por el incendio que se produjo hace unos años en la construcción de la Vía Verde. Los vecinos se preguntan "cómo es posible que no se haya arreglado nada, sino todo lo contrario" y se hacen preguntas sobre "si existía o no seguro y qué ha hecho el Ayuntamiento para reclamar los daños sufridos por el parque". A esto se añade que los bancos están rotos, la ausencia del tobogán,  se han roto las tuberías del riego y los árboles están secos.

Vertidos de la depuradora

Otro de los problemas que sufre la urbanización son los vertidos de aguas procedentes de la depuradora y "van hacia el regato sin canalizar, por lo que los olores en ocasiones son insoportables, especialmente para los propietarios de chalets cercanos". Además, si llueve, asegura Pedro Antonio Sánchez "el estado de esas aguas empeora y se encuentra junto a la toma de agua de la urbanización".

La comunidad de vecinos exige responsabilidades y se preguntan la razón por la que se dio paso a la urbanización con este problema. "¿Quién son los responsables de esta chapuza? ¿el arquitecto? ¿el concejal de Urbanismo? ¿el concejal de Medio Ambiente?", se cuestionan.