Sábado, 22 de septiembre de 2018
Béjar al día

Glamping Picurucho Ruta de la Plata, algo más que un camping en Béjar

BÉJAR | Un complejo de lujo y de servicios de alto standing para los amantes de naturaleza y de la comodidad, que promete dar un impulso al turismo de la ciudad

Proyecto del Glamping Picurucho Ruta de la Plata en Béjar

El empresario  Santiago Robles,  nacido en Béjar y dueño de una empresa de electro-medicina, es el promotor  que ha decidido invertir en la creación de un camping Béjar y que ha anunciado junto al alcalde, Alejo Riñones que ya cuenta con las licencias necesarias para poner en marcha el proyecto en la zona de El Begón, situada en la parte del polígono industrial junto a la Vía Verde, con vistas al Tranco del Diablo, a las sierras de Béjar, Francia y Gata, y con fácil acceso desde la autovía A-66 y desde la Carretera de Ciudad Rodrigo, un lugar estratégico para la consolidación de una infraestructura turística de estas características.

En seis hectáreas de terreno este empresario va a cumplir el deseo expresado por el Alcalde en la presentación, de llevar a cabo, en alguna de sus legislaturas, un complejo de este tipo, que ha manifestado que encaja  de lleno con el desarrollo turístico que quiere para Béjar aprovechando su entorno natural.

El complejo está pensado para personas que quieran estar en contacto con la naturaleza en un entorno de calidad con múltiples opciones, desde el camping propiamente dicho con tiendas de campaña y caravanas, hasta la posibilidad de alojamiento en lujosos bungalows, uniéndose al concepto de glamping o glamorous camping, en el que se combina la experiencia de acampara al aire libre con las condiciones de los mejores hoteles y servicios tan exclusivos como poder ver las estrellas desde la cama de algunas de las habitaciones de los bungalows.

Tres años de trabajo para  salvar los numerosos obstáculos para conseguir las licencias

El proyecto se ha realizado por un equipo de arquitectos con profesionales de Béjar Valladolid y León, que junto al Ayuntamiento de Béjar han logrado salvar los numerosos escoyos que ha tenido esta iniciativa, el mayor que han destacado tanto el Alcalde como el promotor Santiago Robles ha sido el de la cigüeña negra, pues la finca en la que se va a ubicar este establecimiento está dentro del Plan de Reserva Natural y aunque no se hayan avistado ejemplares de esta ave en la zona no ha sido fácil conseguir los permisos de Medio Ambiente.

Otro de los obstáculos que se han tenido que vencer en los tres años que ha llevado conseguir los permisos ha venido por parte de ADIF, según Robles la entrada diseñada para el complejo pasaba por un antiguo puente que cruzaba la vía del tren, por el que no podían atravesar las caravanas y ha sido gracias a la intervención del Alcalde en reuniones con el Director General de ADIF, como se pudo conseguir el permiso oficial. “Es muy difícil en este país crear riqueza y puestos de trabajo porque todo son problemas”, haciendo referencia a la cantidad de burocracia que ha tenido que sortear.

Ha añadido que también tuvo que intervenir un botánico especializado para certificar las especies de flora de la zona y otro de patrimonio que certificara la inexistencia de restos arqueológicos en las piedras y rocas de las fincas en las que se va a instalar el complejo turístico.

Robles se ha mostrado satisfecho por haberlo conseguido y ha dado las gracias al Alcalde y al concejal de Urbanismo y Obras, Alejandro Romero, por su intervención para lograr los permisos de la Junta de Castilla y León que van a hacer posible este proyecto, así como por su apoyo en la modificación parcial del Plan General de Urbanismo que permitirá realizar los accesos a las instalaciones en un lugar que conecta directamente con la Vía Verde, donde también se podrán dejar aparcados los coches para empezar a andar por el camino natural.

Proyecto del glamping ‘Picurucho Ruta de la Plata’

El glamping, que tendrá una capacidad de 500 plazas hoteleras, se va a realizar en tres fases, la primera de ellas será un edificio que albergará un restaurante cafetería que se pretende que de servicio al camping, a los trabajadores y usuarios del polígono y a todas aquellas personas que accedan desde allí a la Vía Verde, abierto al público en general. En esta edificación también se ubicarán diversos servicios y una sala de reuniones para congresos. Además se construirán las piscinas, los cortafuegos obligatorios de cuatro metros que delimitan el perímetro de seguridad y varios bungalows de lujo, polivalentes y de diferentes capacidades y categorías en función de los servicios que tengan incorporados cada uno de ellos.

En la segunda fase se construirá una vivienda con cinco dormitorios y una ampliación de bungalows, en función de la demanda y la tercera fase estará dedicada a la preparación de la zona de acampada y de las parcelas para el estacionamiento de las caravanas que ocuparán un 20 % de la superficie total de las instalaciones.

Este complejo contará también con multitud de servicios adicionales como el alquiler de bicicletas e incluso se plantea la posibilidad de alquiler de burritos, pues cuentan con una finca calificada como granja y dotada de agua y luz en la que poder ubicarlos.

Próxima apertura, inversión, promoción y puestos de trabajo

A partir de esta semana se ha anunciado el inicio del trabajo en el proyecto definitivo, para que las obras comiencen el próximo verano en las infraestructuras básicas como las acometidas de agua, desagües, instalaciones de luz y viales; con el fin de que pueda estar funcionando a finales de este año o principios del que viene.

La inversión inicial para esta primera fase, que dará empleo directo a unos siete trabajadores, alcanzará alrededor del millón y medio de euros, de un total de 2.700.000 aproximadamente que será el coste del complejo turístico.

El Alcalde se ha comprometido a seguir apoyando la construcción de este espacio de ocio anunciando que ahora se ha entrado en la fase de la consecución de subvenciones, para ello tratará de introducirlo en el Plan de Reindustrialización, del que ya se ha constituido la mesa de trabajo y que espera que se reúna en unos 20 días, con el fin de concretar medidas para continuar impulsando el establecimiento de empresas que puedan traer negocios a la ciudad.

Santiago Robles ha destacado la ilusión con la que acomete este proyecto que está seguro que creará riqueza en Béjar, por la calidad del turismo al que va destinado y ha señalado que no habrá otro similar en toda la zona centro del país, por lo que se promocionará sobre todo en la capital de España y espera también recibir numerosos visitantes de Extremadura y Portugal.

La viabilidad del proyecto se da por hecha, máxime cuando ya hay varios empresarios de Gerona, con gran experiencia en este tipo de instalaciones de calidad, gestores del Glamping mil estrellas, que están interesados en formar parte del proyecto y con los que Santiago Robles ha mantenido una importante reunión en Madrid de la que ya han salido acuerdos para la primera fase del Picurucho Ruta de la Plata.