Miércoles, 19 de septiembre de 2018
La Sierra al día

Las fuertes lluvias causan nuevos desprendimientos en la carretera de Valero

La DSA-235 fue abierta al tráfico tras una reciente reforma a primeros de año y el terreno aún no está asentado

El fuerte temporal de lluvias viento que se sufre desde hace varios días ha provocado nuevos desprendimientos de tierra y piedras en la carretera DSA-235 entre la localidad de Valero y Los Puentes del Río Alagón. 

Los operarios de la Diputación de Salamanca han señalizado los puntos más conflictivos donde se ha concentrado la mayor cantidad de tierra y piedras. El punto más afectado ha sido la recta en la salida sur de la localidad, con un gran corrimiento de tierra que ha ocupado un carril por completo con barro y piedras, pero que han sido retiradas en su mayor parte. 

Este tramo de carretera recibió trabajos de reforma a finales del pasado año, en los que se ensancharon algunos tramos y se renovó el asfalto. La orografía de la Sierra de Francia es especialmente abrupta en el entorno de esta carretera, y los trabajos de reforma tuvieron que recortar el talud, por lo que el terreno aún no está asentado, lo que facilita los desprendimientos de tierra y piedras de pequeño tamaño. La gran inclinación hace que el agua de las precipitaciones baje con fuerza por la ladera, especialmente desde el pasado fin de semana. 

Pese a que los lugares más conflictivos están señalizados, se pide extremar la precaución al transitar por dicha carretera. Las señales provisionales indican que la velocidad máxima en los puntos más susceptibles de sufrir nuevos desprendimientos es de 30 kilómetros por hora.

  • El tramo con más desprendimientos está a pocos metros de Valero