Informática, un sector con salidas únicas

Un informático es un profesional que casi siempre va a contar con salidas laborales interesantes

Especializarse en algunos terrenos de la informática nos hace darnos cuenta de la necesidad que esto supone para el resto del mundo. En el artículo siguiente queremos hablar de cómo la materia es vital en nuestros días. ¿Sabes por qué cada vez hay más personas interesadas en este gremio?

De todas las profesiones que podamos pensar de las que actualmente se están cociendo, la de informático es una con la que la demanda de trabajo nunca para. Profesionales que sepan de programación, bases de datos o estén al tanto de las incidencias técnicas de cualquier dispositivo electrónico son una necesidad que no debemos dejar en el aire.

Desde hace muchos años la informática es importante en la gestión de determinadas tareas pero actualmente se ha metido en nuestras vidas casi como si de un recurso indispensable se tratase. La disciplina se ha estado extendiendo buscando nuevos métodos con los que la tecnología siguiera sorprendiéndonos pero las bases siempre se quedan aquí. ¿Realmente sabes lo importante que es su desempeño?

¿Cuáles son las tareas de un informático?

 

Hablar de las tareas de un informático de manera general es meterse en uno de los abanicos más grandes que existen. La cantidad de especialidades que hay relacionadas con esta profesión no se pueden abarcar fácilmente y dependiendo del desempeño que hagas de ellas, contarás con un puesto de trabajo u otro.

Para aquellos que piensan en la informática como algo general queremos hacer una pequeña lista de actividades que un profesional informático puede realizar aunque siempre basado en su propia especialidad. Todos los que escogen esta profesión se especializan en una rama aunque pueden saber un poco de las demás. Te dejamos con las más importantes:

Programador

Una de las profesiones con mayor demanda del mercado es la de programador. Especializados en códigos y lenguajes para organizarlos, suelen tener buenas actitudes con las matemáticas y las líneas de la física. Si estar tecleando durante horas buscando errores o creando es lo tuyo, esta rama te viene perfecta.

Arquitecto de software

 

Aquellos que han estudiado una ingeniería informática pueden sentirse atraídos por especialidades como la arquitectura software. Mucho más específica que la programación y dónde sus profesionales tienen que tener cualidades únicas, una vez que entramos en el dominio de la materia podemos hacer cosas que jamás hubiésemos imaginado.

Auditor informático

 

Los procesos de calidad del software son su especialidad. Un auditor informático controla cantidad de temas relacionados con las buenas gestiones de las herramientas y el trabajo que se ha hecho por otros profesionales. De alguna forma, está supervisando las tareas que hicieron programadores u optimizadores de bases de datos. Esta profesión es perfecta para un apasionado de la informática.

Tester técnico

Este profesional cuenta con muchísimos conocimientos técnicos -en ocasiones más que ningún otro perfil- pero no se dedica únicamente a programar. Prueba todo tipo de aplicaciones, software o relacionados. Es un perfil muy demandado y los cursos online informatica cada vez se especializan más en este mercado.

 

Estas son solo algunas de las actividades a las que se puede dedicar un profesional informático. Dependiendo de los conocimientos que adquiera y el tipo de trabajo que le guste, podrá desempeñarse en una profesión u otra relacionadas con los códigos o cualquier otro aspecto que tenga los ordenadores y las nuevas tecnologías como auténticos protagonistas.

 

¿Dónde puedo estudiar una carrera de informática?

 

Para ser informático hay muchas opciones a las que podemos acogernos. Aunque lo primero en que pensamos es en la carrera técnica o en las diferentes ingenierías que hay para estudiar, lo cierto es que contamos con otras alternativas que nos dan no solo los conocimientos que nos hacen falta sino también, una ventana interesante para la salida laboral que queremos.

 

Si optamos por la universidad para reglar la titulación después podemos complementar lo que hemos aprendido con otras formaciones que nos interesan. Con un curso gestion de proyectos informaticos podemos aprender no solo los detalles específicos de esta profesión sino bastante sobre administración y cuentas que además, nos meten en otra vertiente de lo más interesante.

 

Los ciclos de grado medio o superior también son alternativas interesantes cuando hablamos de estudiar temas informáticos. Desde hace varios años esta modalidad ofrece cantidad de opciones para los que no se ven tantos años en una carrera universitaria pero sí quieren especializarse en alguna materia.

 

En cualquiera de sus vertientes, la informática siempre va de manera ascendente cuando se trata de un desempeño profesional por eso resulta muy divertido que te hagas con alguna especificación que busquen las empresas o con la que tú te veas haciendo durante el resto de tus días. Tanto si quieres programar como estar arreglando ordenadores de todos los estilos, con los estudios podrás conseguirlo.

 

Un informático puede desempeñar muchas más tareas de las que pensamos. A pesar de que se piensa de él delante de los ordenadores siempre -cosa que es cierta- también puede acoger sus conocimientos para otras cosas como la gestion pymes online. Siempre que esté relacionado con algo de la materia, nos damos cuenta de que este tipo de especialista es perfecto para la organización de las empresas como tal y de los pequeños comercios que además, se distribuyen a través de Internet.

 

Aprender informática también es una actividad que puede hacer uno mismo. Actualmente la cantidad de manuales, vídeos o tutoriales que hay en Internet sirven como apoyo a todas esas personas que quieren saber de las especialidades y que con tareas como las de programación, prefieren ir sobre seguro de lo que se van a encontrar antes de meterse a estudiar en la universidad.

 

Existen programadores que se han hecho a sí mismos y que cuando acuden a clase únicamente quieren un pequeño título con el que reafirmar sus conocimientos. Estos perfiles son los que acaban creando sus propias empresas y los que al final, son un reclamo para la competencia existente. ¿Por dónde prefieres empezar?