Ventana a la Naturaleza

Hay horizontes que reclaman la mirada y despiertan en nosotros los anhelos. Siempre los tenemos delante, pero nunca los alcanzamos. Esa belleza exterior, desencadena sensaciones que recoge el alma. Todo lo que vemos, y aquello que sentimos mientras lo contemplamos, llena de equilibrio nuestra la vida, y nos hace mejores personas.                                                                                                                            

M.Lamas (del libro Verbo y Barro)