Lunes, 9 de diciembre de 2019

Muertos por armas / muertos por recortes

222

En España, hace nada, una mujer de 80 años mató a su hijo, de 64, porque se veía incapacitada para cuidarlo. El hombre, padecía una discapacidad total: era ciego, sordo, mudo; tenía severos problemas de movilidad y minusvalía mental.

En el mismo acto, la mujer trató de suicidarse para evitar que sus otros dos hijos (uno de ellos también con necesidades especiales) tuviesen que asumir cuidarla a ella, que se veía cada vez más débil y enferma por la edad.

Esta es la desesperación de una madre que cuidó durante 64 años de su hijo. Estos son los efectos de unos recortes en servicios sociales, que matan; los efectos de unos recortes en derechos laborales, que matan; los efectos de unos recortes en sanidad, que matan; los efectos de la progresiva congelación de las pensiones, que matan…

El mismo día que se conoció la sentencia contra la anciana, las televisiones de España debatían si es bueno que en EEUU se permita la adquisición de armas de fuego, habida cuenta de las muertes que causan. Ninguna tertulia se detuvo en hablar de lo letal que es un gobierno que desampara a sus ciudadanos (bueno, sólo a los más débiles).

En EEUU se venden armas mortíferas. El gobierno de España resulta letal. No importa. Sigamos hablando de los yanquis