Miércoles, 15 de agosto de 2018

Comienza la Cuaresma

Resultado de imagen de imágenes de CuaresmaComienza la Cuaresma. Cuaresma es un tiempo de 40 días de conversión y penitencia como preparación al misterio Pascual de Cristo. La Cuaresma empieza el miércoles de Ceniza con la imposición de la ceniza, y termina antes del Triduo pascual.

            Nuestra Cuaresma está inspirada en los 40 días de ayuno y oración de Cristo en el desierto, antes de iniciar su vida pública (cf. Mt 4,1-11).

Es propio de este tiempo litúrgico, además del ayuno y la abstinencia que prescribe la Iglesia, el ejercicio del Vía Crucis (sobre todo los viernes), las conferencias cuaresmales, los retiros y las celebraciones del sacramento de la Penitencia.

La ceniza

            En la Biblia el gesto de ponerse ceniza sobre la cabeza es usado principalmente para expresar caducidad de la vida humana, el propósito de penitencia y conversión. El sacerdote cuando nos impone la ceniza1 puede emplear una de las siguientes fórmulas: “Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás” o también: “Conviértete y cree en el Evangelio”.

            Hoy, Miércoles de Ceniza comienza la Cuaresma, es tiempo de ayuno y abstinencia, podemos cumplir solo con el precepto o seguir los pasos que nos invita el Papa Francisco.

            EL MEJOR AYUNO

¿Te animas a ayunar en esta Cuaresma?

• Ayuna de palabras hirientes y transmite palabras bondadosas.

• Ayuna de descontentos y llénate de gratitud.

• Ayuna de enojos y llénate de mansedumbre y de paciencia.

• Ayuna de pesimismo y llénate de esperanza y optimismo.

• Ayuna de preocupaciones y llénate de confianza en Dios.

• Ayuna de quejarte y llénate de las cosas sencillas de la vida.

• Ayuna de presiones y llénate de oración.

• Ayuna de tristezas y amargura y llénate de alegría el corazón

• Ayuna de egoísmo y llénate de compasión por los demás.

• Ayuna de falta de perdón y llénate de actitudes de reconciliación.

• Ayuna de palabras y llénate de silencio y de escuchar a los otros.

Si todos intentamos este ayuno, lo cotidiano se llenará de: PAZ, CONFIANZA, ALEGRÍA Y VIDA...