Miércoles, 15 de agosto de 2018

Indiferencia

Te esperé cada tarde en la ventana,
te soñé cada noche en las estrellas,
tras de las gotas del rocío tan bellas,
te esperaba al alba en la mañana.
 
Segundo tras segundo como instante,
yo viendo pasar los días, las semanas,
y los meses los años, ilusiones vanas,
sintiendo tu presencia por mi mente.
 
Siempre te encontré bajo la lluvia,
en el sendero que te lleva al valle,
más entre la niebla, tu figura halle,
pues te busco en la mañana tibia.
 
Puse en la espera toda mi paciencia,
y cuando creí haberte enamorado,
ya solo encontré tu corazón helado,
a cambio de tu amor…indiferencia.