Domingo, 19 de agosto de 2018

La renta agraria aumenta un 2,6% a pesar de la mala cosecha de cereales

Buen comportamiento del sector ganadero, con un incremento de su valor del 10,6%  
Pésimo año, 2017, para la producción de cereales por la sequía

La renta agraria aumentó el pasado año un 2,6% respecto al año anterior, situándose en 27.831,3 millones de euros (27.126 millones en 2016). Por lo que se refiere a la actividad agraria, creció un 2,2% debido al comportamiento de los precios que subieron el 5,5%. Mientras la producción vegetal descendió un 2,6% en valor, la producción animal aumentó del 10,6%. 

La producción de cereales cae un 28,1%

El descenso del 2,6% en valor se debe a la caída de producción, sobre todo por la sequía (-6,1%); disminución que ha sido parcialmente compensada por los precios que han subido un 3,7%. Destaca el descenso de los cereales (-28,1%), seguido por vino y mosto (-19,6%), plantas forrajeras (-13,8%) y aceite de oliva (-8,2%). Comportamiento opuesto ha tenido la patata con un incremento de volumen producido del 6,7% y las hortalizas con un aumento de un 1,3%.

Por lo que se refiere a los precios, aumentan en casi todos los productos, destacando: vino y mosto (21,3%), aceite de oliva (19,7%), cereales (8,5%), hortalizas (5,5%), plantas industriales (3,5%) y plantas forrajeras (0,5%). Destaca por el contrario el descenso registrado en patata (-45,0%), seguido por las frutas (-1,2%).

En cuanto a la producción animal, aumenta su valor un 10,6% debido a un comportamiento positivo de los precios, que experimentan un aumento del 8,6%, acompañado por un leve aumento de las cantidades producidas (1,9%).  Destaca el aumento registrado en huevos (20,2%) y en las cantidades producidas en leche (1,7%), porcino (1,1%), aves (1,0%) y bovino (0,9%). Descienden la producción en equino (-15,3%), conejos (-5,2%) y ovino caprino (-0,7%).

En cuanto a los precios pagados por el agricultor aumentan en energía (8,1%), otros bienes y servicios (3,0%), servicios agrarios (1,6%), gastos veterinarios (1,2%), semillas y plantones (0,6%) y productos fitosanitarios (0,5%). Por el contrario descienden en fertilizantes (-4,9%) y piensos (-1,9%).