Lunes, 20 de agosto de 2018

“Espero que para muchos este libro sea el comienzo de la gran experiencia que es la lectura”

La salmantina es la autora del cuento bilingüe ‘Leí, leí y en otro mundo me metí’, editado por la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes
Lorena García, en la presentación de su libro infantil en el Teatro Liceol

“Este cuento no tiene final, porque espero que sea el comienzo para muchos de grandes lecturas, y para los que ya son lectores, espero que les motive para seguir con ello”, afirma la salmantina Lorena García García, que recientemente presentaba en el Teatro Liceo su libro infantil ‘Leí, leí y en otro mundo me metí’, editado por la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes. 

Su trabajo en la imprenta Kadmos le permite estar en contacto continuo con autores y editores y también es madre, “dos situaciones que provocan mi inquietud por la lectura, o más bien por el interés hacia la lectura, en un mundo en constante desarrollo de las nuevas tecnologías, donde es más sencilla la acción de mirar la televisión, los videojuegos, etc., que la de leer o pensar”, indica Lorena García, que con esta publicación quiere aportar su granito de arena a los tan necesarios programas y proyectos para promocionar la lectura.

‘Leí, leí y en otro mundo me metí’ es un cuento bilingüe, con traducción de Flavia de Angelis y con “fabulosas”  ilustraciones de Crisantos Santa Daría. Un libro que supone su debut como escritora y con el que, además de incentivar que los niños amen la lectura, les facilita el aprendizaje del inglés: “Con esta edición bilingüe he querido contribuir a la práctica de la lengua inglesa, habitual en la enseñanza desde las primeras etapas docentes y fundamental para su vida”, explica la autora.

Sobre la promoción de la lectura y la animación a la misma, considera que “mediar corresponde a los padres, profesores, libreros…” y para ello hay que conocer los gustos y aficiones del joven o niño y orientarle y recomendarle una lectura a su medida. Además, destaca que “en edades tempranas es importantísima la figura del narrador, el contador de historias que cambia las voces de los personajes, que imita el ruido de una puerta, de la lluvia, de la ventana que cruje… Todo eso hace que el niño esté expectante y espere con ansia la siguiente página”.

Y lo que quiere conseguir con ‘Leí, leí y en otro mundo me metí’ es eso, “que el niño, el adolescente, el adulto imagine, piense, se divierta, se entretenga, aprenda con la lectura”. Que este libro sea para muchos “el comienzo de la gran experiencia que es la lectura”.

Lorena García asegura ser una defensora de la lectura en papel, “pues en la lectura de aprendizaje está comprobado que no tenemos la misma percepción del mensaje visto en soporte digital que en papel, aunque, si se trata de leer, cualquier soporte es válido”.

Tampoco oculta su gran satisfacción al conocer las reacciones de algunos niños que han tenido este libro, de 48 páginas, en sus manos. “Leí la historia a unos niños hijos de unos amigos una tarde, me dijeron que les había gustado y nos fuimos para casa. A las diez de la noche la mamá de Alicia me mandó una foto de la niña leyendo, cuando llegó a casa buscó un cuento y se puso a leer. María, la hija de un compañero, le dijo a su papá: Papá dile a tu compañera que el cuento es muy corto. Parece que María se quedó con ganas de más lectura”, recuerda.

Para Lorena García este proyecto ha sido “un sueño cumplido” y ahora saborea el éxito cosechado en estos meses sin pensar aún en si continuará con esta aventura literaria que acaba de iniciar. Apunta que “ahora estoy con la resaca de todo lo que ha ocurrido y la buena acogida que ha tenido el cuento, sin plantearme otros proyectos”. ‘Leí, leí y en otro mundo me metí’ se encuentra a la venta al precio de 6 euros.