Domingo, 19 de agosto de 2018
Alba de Tormes al día

Tensión vecinal en Los Cisnes y El Encinar por las obras de renovación de redes

Hasta once cortes de agua en las tres últimas semanas colman la paciencia de los habitantes de ambas urbanizaciones. La Diputación apunta que los técnicos realizarán un informe de la ejecución

Uno de los reventones provocados por estas obras

Los vecinos de Los Cisnes y El Encinar, urbanizaciones de Terradillos, están en pie de guerra contra la Diputación, como principal responsable de la obra de renovación de tuberías que se viene realizando desde el pasado 9 de enero y que ha provocado en menos de un mes hasta once cortes de agua, nueve de ellos sin previo aviso.

Para la realización de la obra, la institución provincial ha contratado a una empresa gallega (Maga) con cuatro operarios que “dan la callada por respuesta cuando se les pregunta por el origen de las sucesivas averías”, explican los vecinos. El Ayuntamiento de Terradillos sigue muy de cerca el desarrollo de los trabajos y es frecuente ver a los operarios municipales y al propio alcalde en el lugar de los hechos proporcionando información directa a los vecinos a través del foro de Facebook.

Quejas y reclamaciones

La principal preocupación de los residentes afectados, al margen de las molestias que ocasiona la falta de agua, es el estado de sus electrodomésticos, calderas y cisternas y las posibles consecuencias que las sucesivas averías produzcan en ellos. El alcalde de la localidad ya les ha pedido que presenten sus quejas y reclamaciones en el Ayuntamiento para trasladárselas a la empresa concesionaria y a la propia Diputación.

Desde el día 9, fecha en la que comenzaron los trabajos, se han producido cortes de agua, algunos durante todo el día y todos, excepto dos, sin previo aviso, los días 9, 11, 17, 18, 25 y 31 de enero y el 1, 2 y 5 de febrero. “Menos mal que se van para su casa el viernes al mediodía y no vuelven hasta el lunes”, aseguran algunos de los desesperados vecinos.

La situación ha llegado al punto en que el alcalde se vio obligado el pasado día 31 a llamar a los operarios, que ya se habían ido a sus casas a descansar, por un  nuevo reventón que a punto estuvo de vaciar el depósito y que les tuvo toda la noche trabajando hasta que se restauró el servicio de agua a las 7.30 de la mañana. No obstante, al día siguiente se repitió el desastre.

La frecuente rotura de tuberías ha llevado a pensar a muchos de ellos “si no se harán adrede para incrementar el presupuesto final, lo que no es descabellado, dado que ayer se supo que la empresa ha reclamado 30.000 euros  más a la institución provincial”, lo que ha hecho preguntarse a muchos residentes “si no hay empresas en la provincia capaces de hacer una obra de estas características”, si bien la adjudicación de estas obras se produce mediante concursos abiertos con presupuestos a la baja.

La concesionaria sigue sembrando la duda ante tanta irrealidad y asegura que los planos son defectuosos ya que, al parecer, “hace años se incorporó a la red general una subred con docenas de tuberías que salen y entran y que son las que están provocando tantos incidentes”.

No obstante, los vecinos ya han perdido la paciencia y exigen “a quien proceda” una solución inmediata. “Es tercermundista la situación que estamos viviendo y vamos a llegar hasta donde haga falta”, concluyen.  

La reacción de la Diputación

Por su parte, la Diputación de Salamanca, a través de su diputado Antonio Luis Sánchez, responsable del Área de Planes Provinciales, explicó a Salamanca RTV al Día, que la administración provincial no ha recibido quejas en este tema ni del Ayuntamiento de Terradillos ni de ningún vecino de las urbanizaciones de El Encinar y de Los Cisnes. “Nos hemos enterado por las quejas de vecinos hacia nuestros concejales”, dijo.

El diputado apuntó este martes que los técnicos de la Diputación realizarán un informe de la ejecución de una obra que empezó hace varios meses y que solo ha habido problemas cuando han entrado en Los Cisnes. A partir de las conclusiones que dicte ese informe la Diputación actuará en consecuencia. Antonio Luis Sánchez quiso tranquilizar a los ciudadanos de las urbanizaciones ya que el obejtivo es solucionar el problema cuanto antes.

“Según me han comentado es un problema de canalización y es que durante las obras se han encontrado muchos problemas en las redes de tuberías. En muchos casos no se puede sectorizar, es decir cortar la red para arreglar una zona, ya que las llaves de paso no funcionan en algunos casos. Creo que el Ayuntamiento se tenía que haber puesto en contacto con la Diputación para revisar el problema que se estaba produciendo y haber pasado los planos”, comentó.